El sistema de financiación de pymes que montó la Comunidad de Madrid, supuestamente dedicado a ayudar a autónomos y pequeñas empresas madrileñas, orbitaba sobre la sociedad de inversión de riesgo CRM y el fondo de inversión de riesgo Inicap. Junto con la propia Avalmadrid, estas empresas eran usados por la Comunidad de Madrid para financiar directamente con dinero público algunos proyectos de empresas cercanas al Partido Popular, tal y como denuncia eldiario.es.

Los socios de estas empresas son los mismos e incluso a veces los miembros del consejo de administración coinciden y la Comunidad de Madrid era el socio mayoritario en los tres casos. CRM e Inicap decidían invertir millones de euros en ciertas empresas y Avalmadrid avala luego préstamos millonarios pese al evidente conflicto de interés.

Los proyectos en los que invirtieron CRM e Inicap fueron ruinosos. De hecho, el Observatorio Contra Delitos Económicos (CODE) y el sindicato CGT han interpuesto una querella por malversación con 400 documentos anexos sobre estas dos sociedades que está pendiente de ser o no admitida a trámite. 

CRM

La sociedad de capital riesgo CRM se crea en 1995 con 24 millones de euros. Su constitución corresponde al final del mandato del socialista Joaquín Leguina, aunque las operaciones ruinosas se financian en la época de Esperanza Aguirre. La Comunidad de Madrid tiene el 49% de la sociedad a través del Instituto Madrileño de Desarrollo (Imade), que pertenece a la Consejería de Economía. Este instituto preside el consejo de administración y es el accionista principal. Es precisamente el instituto bajo sospecha en el caso Púnica, ya que el juez Manuel García Castellón cree que se usó para desviar dinero público a Esperanza Aguirre.

En el accionariado de CRM está también está Caja Madrid, la patronal madrileña CEIM (presidida esos años por Arturo Fernández, imputado junto a Aguirre y Cifuentes en Púnica por hacer donaciones ilegales a cambio de contratos públicos) y la Cámara de Comercio, que tiene el 15% de la entidad de riesgo y que también está en el consejo de administración de Avalmadrid. 

Inicap

Inicap fue presentado en 2006 el consejero de Economía de entonces, Fernando Merry del Val, y el de Empleo y Mujer, Juan José Güemes, como «el primer fondo de capital riesgo dirigido a los proyectos innovadores de la pequeñas y medianas empresas (PYME) de la región». Los socios de Inicap son, de nuevo, la Comunidad de Madrid, con un 66,66% del capital y la Cámara de Comercio, con un 33,33% de la propiedad.  

Estos dos instrumentos financieros semipúblicos, con la ayuda de Avalmadrid, aprobaron operaciones ruinosas y sin retorno de la inversión. Avalmadrid admite en su auditoría créditos fallidos o dudosos por valor de 40 millones en las operaciones investigadas por el Banco de España. La sociedad de riesgo semipública CRM admite pérdidas por casi 46 millones, cuando su capital inicial fueron 24 millones. Inicap presentó ocho millones de euros de pérdida en las cuentas de 2010.

Además, las dos sociedades han pagado salarios y comisiones a dos empresas por gestionarles los activos. La sociedad Avanza, perteneciente a Caja Madrid, ha gestionado CRM. Y Möbius ha cobrado por la gestión de Inicap. 

Ante los problemas de CRM e Inicap, el propio gobierno de Esperanza Aguirre decidió enajenarlas en 2010. La situación ruinosa de CRM (disuelta en 2013) e Inicap (en liquidación) ha impedido que la Comunidad de Madrid se deshaga de ellas como intentó hace nueve años. Las subastas convocadas para que las comprara alguien quedaron desiertas. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.