Desde Anticorrupción señalan que el polémico juez cercenó «los derechos de todas las partes» al «cerrar en falso» la pieza.

En Spanish Revolution, a diferencia de otros medios, mantenemos todos nuestros artículos en abierto y siempre va a ser así porque consideramos que lo que hacemos, informar de forma independiente, es un servicio público. Si puedes permitirte ayudarnos con 2, 5 o 10 euros al mes, contribuirás a que podamos seguir adelante. Rebélate. ¡Suscríbete!

El Español informa en un artículo que la Fiscalía Anticorrupción no está conforme con la decisión del juez de la Audiencia Nacional Manuel García-Castellón de dar por terminada la investigación de la pieza Dina, la parte del caso Tándem en la que se investiga el robo del móvil de la exasesora de Podemos Dina Bousselham en 2015 y en el que ha propuesto juzgar al comisario jubilado y en prisión provisional José Manuel Villarejo y dos periodistas, así como la solicitud de investigación en el alto tribunal.

«Anticorrupción no ha presentado contra esa decisión un recurso de reforma, que hubiera sido resuelto por el propio Garcia-Castellón, sino que ha ido directamente en apelación a la Sala Penal de la Audiencia Nacional», señalan desde el medio.

Según señalan, este órgano ya corrigió al juez el pasado 16 de septiembre en una resolución en la que ordenó devolver la condición de perjudicado a Iglesias e instó al instructor a proseguir la investigación de los indicios que motivaron la apertura de la pieza Dina: el hallazgo en casa de José Manuel Villarejo de archivos guardados en el móvil de Bousselham.

Garcia-Castellón acordó la transformación de las diligencias del caso Dina en procedimiento abreviado, limitando el banquillo a Villarejo y los periodistas de Interviu Alberto Pozas y Luis Rendueles.

Con esa «descripción limitada» de los hechos que deben ser juzgados el instructor «no ha continuado la investigación inicial» y «tampoco ha dado cumplimiento al mandato de la superioridad», afirma en referencia al auto de la Sala del 16 de septiembre, «por cuanto la principal hipótesis existente en la investigación es que la fuente de las publicaciones sería la organización criminal de Villarejo», señala Anticorrupción.

Agregan los fiscales que García-Castellón «ha cerrado en falso una investigación de forma inmediata a la notificación de la resolución de la Sala, sin practicar una sola diligencia en la dirección apuntada» por el órgano superior jerárquico y «cercenando los derechos de todas las partes».

Anticorrupción cree que investigación debe proseguir para volver a tomar declaración a Dina, cuya citación pidió a García-Castellón en mayo y septiembre pasados y que la expareja de Bousselham, Ricardo Sa Ferreira, debe ser también citado a declarar «dadas las contradicciones en que incurrió en su primera declaración judicial y las lagunas por ello creadas respecto de la sustracción del teléfono y la recuperación de la tarjeta».

También sostiene que debe citarse al exdirector adjunto operativo de la Policía Eugenio Pino para contrastar si la información almacenada en el móvil llegó a alguna unidad de investigación.

OkDiario

El hallazgo en casa de José Manuel Villarejo de archivos guardados en el móvil de Bousselham fueron de los cuales fueron publicados en determinados medios (Okdiario, El confidencial y El mundo) por periodistas que mantenían una antigua relación con el comisario.

El recurso sostiene que García-Castellón, «de forma injustificada y contraria a los indicios existentes, y obviando lo dispuesto por la Sala de Apelación, afirma tajantemente que Villarejo no reveló el contenido del teléfono a Okdiario», pero lo ha hecho «sin practicar diligencias interesadas por esta representación pública o derivadas de las ya practicadas, que resultan esenciales».

Publicidad