Amancio Ortega cumplió 84 años entre polémicas por elusión de impuestos y ERTE a su plantilla en una época de gran necesidad.

Ocho vehículos sanitarios del 061 enviados por la Xunta de Feijóo se situaron durante las ocho en la explanada de O Parrote en A Coruña para prender sus luces de emergencia y hacer sonar sus sirenas. Estaban aparcados delante de la casa del magnate y dueño de Inditex, Amancio Ortega, a la hora en que normalmente se aplaude desde las ventanas a las trabajadoras y trabajadores de los servicios sanitarios, que cumple hoy 84 años.

La idea, según se puede leer en las diferentes convocatorias, era agradecer las donaciones de Ortega a la sanidad pública. Inditex anunció el mismo día que hacía públicas sus ganancias anuales una aportación de 300.000 mascarillas para luchar contra el coronavirus, así como la disponibilidad para fabricar batas sanitarias.

A este acto de celebración se sumó, una hora después de los aplausos a los sanitarios, a las nueve de la noche, un aplauso dirigido a Ortega para agradecerle la donación de 300.000 mascarillas quirúrgicas protectoras.

Un ERTE «movible»

Según publica Comisiones Obreras, el mismo día que el Grupo Inditex anunciaba unos beneficios de 3.639 millones de euros y se ponía a disposición del Gobierno para abastecer al país de material sanitario, comunicaba a los sindicatos que iba a presentar expedientes de regulación temporal de empleo en los centros logísticos de todo el Estado por la pandemia provocada por el coronavirus.

Sin embargo, finalmente y tras conversaciones con los sindicatos y la presión de medios críticos, cambió de opinión y aplazó la activación de dicho ERTE al próximo 15 de abril si se mantiene esta situación de cierre y Estado de Alarma.

Muchos medios, tertulianos y ciudadanos, celebraron este aplazamiento de fecha del ERTE de la multinacional. Sin embargo, va a realizarse. Las comparaciones son odiosas, pero otra de las grandes empresas de Galicia y con muchos menos ingresos, Hijos de Rivera, dueños de la cerveza Estrella Galicia, apelaba al espíritu familiar de la empresa y a cómo en sus 114 años de historia había superado epidemias, guerras mundiales y todo tipo de dificultades y que no realizaría ningún ERTE hasta al menos el 31 de mayo. La noticia publicada por Quincemil y otros medios ha sido recibida se manera extraordinariamente positiva por toda España, aunque nadie ha aplaudido por la ventana para agradecérselo.

Elusión de impuestos

Sin embargo, estas 300 000 mascarillas parece que tapan la información relativa a la ingeniería fiscal que que la multinacional usa para pagar menos impuestos en España y que podrían usarse para mejorar, por ejemplo, para mejorar la sanidad pública.

Según el documento ‘Tax Shopping: Exploring Zara’s Tax Avoidance Business’ (‘Compra de impuestos: Explorando el negocio de elusión fiscal de Zara’) presentado en diciembre de 2016 por el grupo político del Parlamento Europeo Los Verdes / Alianza Libre Europea, Inditex habría eludido al menos 585 millones de euros en impuestos en toda la Unión Europea entre los años 2011 y 2014. El informe apunta a «técnicas de elusión fiscal agresivas del impuesto de sociedades, principalmente en los Países Bajos, Irlanda y Suiza».

Una de las técnicas utilizadas para reducir su carga impositiva, según Los Verdes, fue el traslado a Países Bajos de parte de los beneficios a través de pagos de derechos de propiedad intelectual. Otra era usar sociedades radicadas en Irlanda para concentrar la facturación del comercio electrónico del Grupo Inditex en un país con impuestos más bajos. A través de Suiza Inditex habría desviado también beneficios de otros países a sus filiales suizas, según el informe.

Inditex se defendió de este documento con un comunicado en el que consideraba que el informe de Los Verdes / Alianza Libre Europea «parte de premisas equivocadas que le conducen a conclusiones erróneas». También afirmó que cumple con la normativa fiscal. Según la multinacional, la tasa fiscal del Grupo Inditex en el período 2011 a 2015 fue entre el 22% y el 24% como consecuencias de los niveles de imposición «en las distintas jurisdicciones en las que desarrolla su actividad».

Publicidad