Avalmadrid engañó al aprobar avales millonarios de alto riesgo a pesar de los avisos del Banco de España. La petición de la máxima responsablidad financiera del país era que se limitasen a clientes que no tuvieran un segundo aval en caso de estar en apuros para saldar el crédito. En el año 2012, los inspectores del Banco de España investigaron por primera vez a Avalmadrid y emitieron un demoledor informe sobre esta entidad.

El resultado de este informe, al que tuvo acceso eldiario.es, fue que gran parte de sus avales fueron aprovechados por unas pocas manos. Todas las personas a las que se concedió un préstamo estaban relacionadas personal, empresarial o familiarmente con los propios consejeros o con el PP de Madrid. «El 1,7% de los acreditados/avalados cuentan con un riesgo individual superior a un millón de euros y acumulan el 30,6% de los riesgos en vigor a diciembre de 2011», dice el informe.

Avalmadrid no solo no implementó la orden de la máxima autoridad bancaria del país, sino que le hizo creer que lo había hecho

El Banco de España urgió en noviembre de 2012 a Avalmadrid a resolver esta acumulación de tantos recursos en tan pocas manos. «Deberán aplicar una política crediticia que disminuya la concentración existente en su cartera de avalados con un riesgo particular significativo», les ordenó.

Avalmadrid no solo no implementó la orden de la máxima autoridad bancaria del país, sino que le hizo creer que lo había hecho y así se lo comunicó en una carta fechada el 19 de diciembre de 2012, el mismo año del informe:

«El consejo de administración acuerda limitar el importe máximo por operaciones financieras a las cantidades máximas de reaval (…) y que estas instrucciones se incorporen al Manual de política de Riesgos».

La fecha de implementación a la que se comprometía Avalmadrid en esa misma carta era «el 1 de enero de 2013». Cuando volvieron los inspectores del Banco de España, el 28 de noviembre de 2016, se dieron cuenta de que nada de eso había ocurrido en esa fecha. Avalmadrid no solo no había mejorado el control, sino que había seguido aprobando operaciones de más de un millón de euros con apenas siete empresas. El importe concedido en condiciones de riesgo pese a las advertencias sumaba 10,7 millones, de los cuales 6,4 no tenían posibilidad de reaval. Avalmadrid engaño de esa forma al Banco de España, otorgando avales a pesar de los avisos.

Entre los agraciados por los avales de la entidad estaban los empresarios y dirigentes  patronales Arturo Fernández (CEIM) y Gerardo Díaz Ferran (CEOE). Fueron financiados con seis millones en diferentes operaciones que han dejado casi en su totalidad sin devolver. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.