Rafael Pastor Martín, responsable de seguridad de Madrid Arena durante la tragedia de 2012 acaba de ser fichado por Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid,  como comisionado para revitalizar municipios rurales.

Pastor Martín es el alcalde de Garganta de los Montes, un pueblo de 348 habitantes, desde 1983. Se trata de uno de los miembros más longevos del partido y ha compaginado este cargo con el de diputado regional (2003-2007) o el de miembro del Comité Ejecutivo Regional del PP de Madrid.

La Tragedia en el Pabellón Madrid Arena fue un suceso provocado la madrugada del 1 de noviembre de 2012 en el pabellón Madrid Arena. El pabellón es propiedad del Ayuntamiento de Madrid. Fallecieron 5 chicas durante una macrofiesta de Halloween protagonizada por el DJ Steve Aoki. Rocío Oña, Cristina Arce y Katia Esteban, todas de 18 años, fallecieron esa misma noche en el recinto. La menor Belén Langdon de 17 años y María Teresa Alonso de 20 años lo hicieron en el hospital una y cuatro semanas más tarde respectivamente. El aforo doblaba el máximo permitido para el evento, provocando una serie de estampidas en las que murieron cinco jóvenes.

Previamente a la fiesta y pese a la asistencia masiva al pabellón, no se había convocado una reunión de seguridad. Madridec, los promotores, Protección Civil, Policía Local y Nacional y la Delegación del Gobierno no pudieron valorar la seguridad.

Esa noche Pastor estaba presente en el recinto. Una hora antes del incidente, aseguró a una agente de Policía Local que todo transcurría con “normalidad” y que el aforo “ni de lejos estaba cubierto”. Después se supo que los asistentes superaban con creces el máximo permitido. También afirmó desconocer “si había coordinación entre todos los elementos de Seguridad”.

Cuando la instrucción del caso afrontaba su fase final, el número de imputados era de 24. Entre los que se encuentraban varios responsables políticos del Ayuntamiento de Madrid, como los concejales Antonio de Guindos y Fátima Núñez y el inspector jefe de la Policía Municipal, Emilio Monteagudo.

Pedro Calvo, máximo responsable del recinto municipal como delegado del Área de Economía, no fue imputado, pero sí fue la primera víctima política del caso al presentar su dimisión como miembro del Gobierno municipal. También dimitieron el vicealcalde Miguel Ángel Villanueva y De Guindos. Ambos dejaron definitivamente el Ayuntamiento de Madrid. Fátima Núñez dejó toda responsabilidad sobre la Policía Municipal y fue nombrada concejal presidente del distrito de Carabanchel.

Pastor fue absuelto, ya la reforma del Código Penal de 2015 despenalizaba las faltas de homicidio y lesiones por imprudencia leve. Parecía que iba a salir indemne, pero condenado por el Tribunal Supremo a pagar una multa solidaria.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.