En unas declaraciones a la Cadena COPE, la presidenta de la Comunidad de Madrid ha confirmado las sospechas de que su cartilla Covid va a resultar discriminatoria para la ciudadanía, separando a los madrileños en clases.

Ayuso ha defendido el uso de su Cartilla Covid, tras varios días soterrándola entre nuevas medidas, como «un documento idóneo para el acceso al empleo». La discriminación que esto supondría sería a todas luces injusta, pues un documento decidiría quién puede acceder a un empleo, no su formación ni sus capacidades.

Ya lo avisaba el portavoz del PSOE en la Asamblea de Madrid, Angel Gabilondo: «tampoco sería cuestión ahora de señalar a quien no tiene coronavirus como si fuera el que no puede salir…Igual tiene que ver con la suerte de la vida o con que algunos se cuidan más».

La portavoz de Sanidad de Más Madrid en la Asamblea, Mónica García, también había lamentado que los planes madrileños llegasen tan «tarde» para la contención de los rebrotes y había afeado que no presentasen ninguna medida de refuerzo para Atención Primaria y Salud Pública, que es donde «realmente se contiene la pandemia». «Eso sí, han hablado de una cartilla Covid, que son medidas a posteriori y que no contienen casi y han vuelto a hablar del hospital de Ifema y ni una sola medida para hospitales públicos. Pedimos que ponga en marcha medidas para que la Comunidad sea un lugar de seguridad epidemiológica, que no han hecho por incompetencia», ha criticaba.

La portavoz de Sanidad de Unidas Podemos-IU, Vanessa Lillo, también vaticinaba que la cartilla de vacunación «va a discriminar a aquellos que han pasado la enfermedad de aquellos que no la han pasado sin saber a qué criterios responde, ni a científicos ni éticos».

Publicidad