Se estaría barajando la reapertura del hospital de emergencia ante las cifras de contagios.

En Spanish Revolution, a diferencia de otros medios, mantenemos todos nuestros artículos en abierto y siempre va a ser así porque consideramos que lo que hacemos, informar de forma independiente, es un servicio público. Si puedes permitirte ayudarnos con 2, 5 o 10 euros al mes, contribuirás a que podamos seguir adelante. Rebélate. ¡Suscríbete!

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha achacado sin dudarlo la imparable ola contagios en Madrid «al modo de vida que tiene nuestra inmigración». Un nefasto ejercicio de delegación de responsabilidades ante una gestión más que deficiente.

Ahora, derivado de esta situación, la Comunidad ultima nuevas restricciones para frenar el elevado nivel de transmisión del virus en la región. Si este miércoles por la mañana se anunciaba que se están estudiando «confinamientos selectivos» y limitaciones a la movilidad, por la tarde, según ha adelantado El Mundo, se estaría barajando la reapertura del hospital de emergencia que se habilitó en las instalaciones de Ifema.

El viceconsejero de Sanidad y Plan Covid-19, Antonio Zapatero, evitaba ayer comparar esta presión con la que soportaron los hospitales madrileños la pasada primavera al indicar que «la mitad de los pacientes en unidades de cuidados intensivos no estaban entubados». 

Fuera de control

La incidencia del virus en la región se sitúa en 306 casos positivos por cada 100.000 habitantes, lo que ha llevado a los responsables sanitarios madrileños a hablar de «mantenimiento del nivel de infección» y de «situación perfectamente contenida» porque la semana anterior el mismo indicador se situaba en 292 casos por cada 100.000 positivos.

La ocupación de camas en hospitales se sitúa ahora mismo en el 15,9% de las plazas hospitalarias y el 38,2% de las de UCI, lo que se traduce en 2.644 pacientes en el primer caso y en 354 en el segundo.

Publicidad