En la noche del 26 de febrero de 2012, Trayvon Martin regresaba solo a la casa de la novia desde una tienda cercana. George Zimmerman lo denunció a la policía, lo siguió y lo mató. Solo tenía 17 años.

La de George Floyd, un afrodescendiente de Minneapolis (Minnesota) cuya muerte continúa levantado una oleada de ira social en todo Estados Unidos, ha sido la última de las agresiones policiales a hombres de raza negra. El pueblo se ha hartado de ver como las fuerzas de seguridad ejercen un autoritarismo y una brutalidad policial sin control contra los afroamericanos.

Las protestas, que comenzaron en Minneapolis, se han acabado extendiendo por todo el país bajo el movimiento Black Lives Matter (Las vidas negras importan) surgido en 2013 tras la absolución de un hombre blanco acusado de matar de un disparo a Trayvon Martin, un joven de 17 años de edad, afroamericano de Miami Gardens, Florida, asesinado en Sanford, Florida por George Zimmerman.

En la noche del 26 de febrero de 2012, Trayvon Martin regresaba solo a la casa de la novia desde una tienda cercana. Zimmerman, miembro de la guardia comunitaria, vio a Martin y lo denunció ante la policía de Sanford como sospechoso. Varios minutos después, hubo un altercado y Zimmerman le disparó fatalmente a Martin en el pecho.

Zimmerman resultó herido durante el encuentro y afirmó que se había estado defendiendo; no fue acusado en ese momento. La policía dijo que no había pruebas para refutar su reclamo de autodefensa, y que la ley vigente de Florida les prohibió arrestarlo o acusarlo. Después de que los medios nacionales se enfocaron en el incidente, Zimmerman finalmente fue acusado y juzgado, pero el jurado lo absolvió de asesinato en segundo grado y homicidio involuntario en julio de 2013.

Después de la muerte de Martin, se realizaron manifestaciones, marchas y protestas en todo el país. En marzo de 2012, cientos de estudiantes en su escuela secundaria realizaron una huelga en apoyo de él. Una petición en línea que pedía una investigación completa y un enjuiciamiento de Zimmerman obtuvo 2,2 millones de firmas.

También en marzo, la cobertura mediática en torno a la muerte de Martin se convirtió en la primera historia de 2012 en presentarse más que la carrera presidencial, que estaba en marcha en ese momento. Se produjo un debate nacional sobre el perfil racial y las leyes para «defender su casa». El gobernador de Florida nombró un grupo de trabajo para examinar las leyes de autodefensa del estado.

Más de 1,000 personas asistieron a la vista de sus restos el día antes de su funeral, que se celebró el 3 de marzo de 2012 en Miami, Florida . Fue enterrado en Dade-Memorial Park (Norte), en Miami. Se dedicó un monumento a Martin en el Museo Histórico Goldsboro Westside, un museo de historia negra en Sanford en julio de 2013.


Publicidad