La gente de Bolivia ha tomado las calles frente a la usurpación y abandono del gobierno golpista. Mientras el ministro de facto Murillo reclama «meter bala» contra los manifestantes.

En Spanish Revolution, a diferencia de otros medios, mantenemos todos nuestros artículos en abierto y siempre va a ser así porque consideramos que lo que hacemos, informar de forma independiente, es un servicio público. Si puedes permitirte ayudarnos con 2, 5 o 10 euros al mes, contribuirás a que podamos seguir adelante. Rebélate. ¡Suscríbete!

Como explica en un tuit el secretario de Relaciones Internacionales del PCE, eurodiputado de Unidas Podemos – IU y presidente de la delegación del parlamento Europeo para las relaciones UE-Palestina, Manu Pineda, «el pueblo trabajador de Bolivia, sus campesinos, las comunidades indígenas y la mayoría social está luchando por la democracia, por el respeto a su soberanía, porque no se entreguen sus recursos naturales a las compañías multinacionales en beneficio de unos pocos».

Mientras el gobierno golpista de Añez, a través del ministro de facto Murillo, afirma que lo correcto sería «salir y meter bala a los manifestantes». Esta semana se han reportado varios incidentes y ataques perpetrados por la RJC, grupo paramilitar armado aliado del bando golpista, contra los indígenas.

Los supremacistas bolivianos consideran a estos indígenas, contra los que llevan a cabo una brutal represión, como un especie y raza inferior. Por este motivo se encuentran «legitimados» a llevar a cabo todo tipo de vejaciones, intimidaciones y ataques contra ellos.

Durante las últimas jornadas los manifestantes y mineros han propuesto un bloqueo al litio en respuesta a la complicidad del gobierno de facto con Estados Unidos ante los crímenes y violaciones de los derechos humanos que llevan sucediéndose mas de nueve meses.

Publicidad