La agresión, que fue denunciada en la comisaría del CNP de Málaga, se produjo en el contexto de la manifestación convocada por Vox contra el Gobierno que se había celebrado horas antes.

Tal y como informa UGT, entorno a las 16:00 horas del día del sábado, un sindicalista, cuya identidad responde a las siglas F.S.N, fue agredido brutalmente mientras permanecía en la terraza de un bar, en la ciudad de Málaga.

Según consta en la denuncia realizada ante la policía nacional, en la Comisaría de distrito Málaga-Centro, un grupo de ocho personas -que por su indumentaria y comentarios parecían haber participado en la manifestación contra el Gobierno, celebrada horas antes en la ciudad- situados en la mesa contigua a la del compañero de UGT agredido, empezaron a proferir cánticos y gritos como “Viva Franco, viva Hitler y viva Vox”, entre otros.

Antes de marcharse y tras un comentario -sin acritud ni malas formas- del sindicalista de UGT, dos de los jóvenes le increparon al grito de “tú eres un rojo de mierda”. A continuación, los ocho jóvenes se abalanzaron sobre él y comenzaron a propinarle patadas hasta tirarle al suelo, causándole múltiples lesiones que motivaron su traslado al servicio de urgencias del Hospital Virgen de la Victoria.

«UGT lamenta el clima de crispación política que se está alimentando desde algunos ámbitos de la derecha política en el actual contexto de alerta sanitaria por Covid-19», señala el sindicato en un comunicado. «Un estado de crispación que, como se ha visto, degenera en situaciones de violencia, física y verbal, por parte de grupos descontrolados que ejercen su matonismo contra los ciudadanos que no comparten, o les recriminan -en el libre ejercicio de su libertad de expresión-, su comportamiento», reafirma.

UGT «defiende la libertad de expresión como un pilar esencial de nuestra democracia, pero entiende que ésta debe ejercerse de forma pacífica y respetando las normas de convivencia ciudadana, especialmente en la actual situación de excepcionalidad que vivimos y que demanda la máxima responsabilidad por parte de toda la sociedad», sentencian.

Publicidad