Melania Geymonat, uruguaya de 28 años, y su pareja, Chris, de Estados Unidos, sufrieron una brutal agresión en un autobús londinense por parte de un grupo de desconocidos el pasado 30 de mayo. La joven uruguaya ha publicado en sus redes sociales una foto denunciando la agresión y ha contado lo que ocurrió.

Tras tomarse una cerveza en un bar de Weshamsted, cogieron un autobús nocturno  para regresar a la casa de ésta en Camden Town. Nada más sentarse en el piso de arriba, un grupo de hombres se les acercó y empezó a insultarlas. Después comenzaron a golpearlas y les robaron sus pertenencias.

«Debimos besarnos o abrazamos y unos hombres se sentaron detrás de nosotras. Eran al menos cuatro, todos jóvenes. Uno hablaba español y los otros tenían acento británico. Empezaron a llamarnos lesbianas, hacían alusión a posiciones sexuales y pedían que nos besáramos para su deleite como si fuéramos un espectáculo y ellos la tribuna a entretener. En el piso de arriba sólo estábamos ellos y nosotras», explica en su perfil de Facebook.

English & Español, against CHAUVINIST, MISOGYNISTIC AND HOMOPHOBIC VIOLENCE / En contra del MACHISMO, MISOGINIA Y…

Posted by Melania Ps on Wednesday, 5 June 2019

Geymonat pensó que podría calmar la situación. «Creí que podía mediar y que la situación pasaría como un desagradable momento que usualmente debemos soportar como mujeres y homosexuales. Pensé que se calmarían», prosigue. Su pareja intentó hacerse la enferma para que las dejaran en paz. Tampoco sirvió. «Siguieron acosándonos, nos tiraban monedas cada vez más entusiasmados».

Lo siguiente que recuerda la joven es ver cómo estaban golpeando a su novia. «La vi llena de sangre e intento sacarla de en medio. Pero me parten la nariz y ya sólo veo mi sangre. No sé si perdí el conocimiento. Lo siguiente que recuerdo fue llenar de sangre el bus que ya estaba parado y a la policía tomándonos declaración».

Lo que más indigna a Gaymonat es que «la violencia sea usual y que sea necesario llegar a la sangre para que esta imagen tenga una clase de impacto». La joven asegura estar harta de que la mujer «sea tomada por un objeto sexual, de enterarse de que sus amigos gays fueron molidos a palos porque sí y de que haya que soportar piropos y violencia machista, misógina y homófoba porque cuando te defiendes pasan cosas así».

La paliza que recibió le ha dejado a la joven varias heridas en el rostro, mientras que su pareja se recupera de una leve fractura en la mandíbula. Los agentes están investigando las cámaras de seguridad para tratar de localizar a los agresores y han pedido colaboración a los ciudadanos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.