El asesinato de un granjero blanco ha reavivado las incesantes protestas raciales en Sudáfrica.

En Spanish Revolution, a diferencia de otros medios, mantenemos todos nuestros artículos en abierto y siempre va a ser así porque consideramos que lo que hacemos, informar de forma independiente, es un servicio público. Si puedes permitirte ayudarnos con 2, 5 o 10 euros al mes, contribuirás a que podamos seguir adelante. Rebélate. ¡Suscríbete!

Las manifestaciones surgidas tras el brutal asesinato de un granjero blanco hicieron temer que «desembocaran en una auténtica batalla campal de manifestantes negros contra blancos», expone EFE.

Los acusados, Skwetje Mahlamba y Sekola Matlaletsa, del asesinato de Brendin Horner 21 años, que fue encontrado apaleado, estrangulado y atado a una valla a comienzos de octubre, deberán declarar ante los tribunales.

Ya en octubre, días después del asesinato, hubo violentas protestas, que desembocaron en enfrentamientos con la policía y con la detención de una persona.

Esta vez, «los peores temores no se cumplieron y, al margen de algunos incidentes de lanzamiento de piedras y objetos, las protestas no desembocaron en actos de violencia, incluso aunque se constató la presencia de personas que trataron de entrar a la ciudad con armas», explicó EFE.

Publicidad