Una condena de 120 años, que a efectos prácticos supone cadena perpetua para el canadiense, Raniere, fundador de la secta sexual Nxivm.

En Spanish Revolution, a diferencia de otros medios, mantenemos todos nuestros artículos en abierto y siempre va a ser así porque consideramos que lo que hacemos, informar de forma independiente, es un servicio público. Si puedes permitirte ayudarnos con 2, 5 o 10 euros al mes, contribuirás a que podamos seguir adelante. Rebélate. ¡Suscríbete!

Keith Raniere, el fundador de la secta sexual Nxvim, que actuó como un grupo de autoayuda, fue condenado a 120 años de cárcel después de ser declarado culpable por todos los cargos que se le imputaban.

Entre, los hechos comprobados, Keith Raniere, llevó a cabo acciones desde tráfico sexual de adultos y menores, posesión de pornografía infantil y crimen organizado.

En la vista ha sido relevante y ha acaparado el foco mediático el testimonio de Camila, de 30 años, que asegura que Raniere comenzó a abusar de ella cuando tenía 15 años.

«Él quería que yo creyera que mi único valor venía de cómo me hacía sentir él», dijo Camila, mostrando las capacidades de manipulación psicológica de Raniere.

Por su parte, Raniere dijo, una vez más, que no se arrepiente de nada. «Es cierto que no me arrepiento de los crímenes que creo que, de hecho, no he cometido. Pero sí me arrepiento profundamente de todo este dolor», afirmó.

Recientemente en Spanish Revolution hicimos un trabajo minucioso relatando y escudriñando esta secta, NXIVM.

Publicidad