Ana Patricia Botín, la CEOE y Telefónica entran en campaña para acercar los pactos a partidos de derecha

El PSOE ha abandonado definitivamente la senda social que marcaba el camino de la izquierda y remarca el giro al centro con la ministra de Economía y Empresa en funciones Nadia Calviño reuniéndose con los principales empresarios del país en la semana previa a las elecciones del 10 de noviembre.

Calviño visitó la ciudad financiera del Banco Santander en Boadilla del Monte este martes para participar de una jornada internacional de banca organizada por la entidad de Ana Botín. Este miércoles se mostró junto con Antonio Garamendi, el presidente de CEOE, durante la entrega de los premios Cepyme en el auditorio del Banco Santander en Madrid, antes de visitar por la tarde la Fundación Telefónica.

Durante el debate del lunes pasado, Sánchez quiso aportar al giro moderado realizando una defensa explícita de Amancio Ortega después de que el fundador de Inditex fuera criticado por Iglesias por sus donaciones a la sanidad pública.

Unidas podemos ante el giro del PSOE

En Unidas Podemos no pasó inadvertido el giro socialista. Pablo Iglesias y los principales referentes del partido morado cuestionaron en las redes sociales que Calviño haya estado junto a Botín «al día siguiente de haber sido investida vicepresidenta sin Gobierno».

El anuncio de Sánchez, en pleno debate, de que Calviño será su vicepresidenta económica en una eventual nueva Legislatura fue bien recibido por el Ibex, donde no ocultan su rechazo a que Podemos forme parte de una coalición de Gobierno con los socialistas. La presencia de la ministra reduce las posibilidades de que el PSOE intente negociar nuevamente alguna vicepresidencia con Unidas Podemos.

Una estrategia poco social

El acercamiento del PSOE al sector empresario expresa un movimiento en la estrategia de los socialistas en el tramo final de la campaña. Parece que el partido liderado por Sánchez cree que ya no tienen nada que ganar por la izquierda y que ya no puede sacar rédito electoral a las medidas sociales más cercanas a por Unidas Podemos.

Calviño, quien se sentó entre Garamendi y Cuerva, presidente de Cepyme, durante la entrega de premios, evitó referirse a la derogación de la reforma laboral del PP, una promesa de Sánchez por la que pujan empresarios y sindicatos. En cambio, defendió la «extraordinaria calidad» de las empresas españolas y destacó el rol de las Pymes en el tejido territorial y social del país. Tras el encuentro, se dirigió a la Fundación Telefónica para participar de una nueva actividad vinculada al mundo empresario.

1 Comentario

  1. A mi el psoe no me sorprende se ha convertido en ALIANZA POPULAR DE FRAGA PERO CON FELIPE GONZALES.Y DE VEZ EN CUANDO PONEN UN MONIGOTE PA LAS CAMPAÑAS.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.