El PSOE no avanza y ni quiere ceder ni un mínimo en su desmedida intención de gobernar en solitario, aunque los resultados electorales no le dieron esa posibilidad y los ciudadanos le han pedido pactos para lograr un gobierno progresista. Para ello, los socialistas usan la peor de las formulas, el miedo: Pedro Sánchez ha indicado que «existe un riesgo cierto de que el 10 de noviembre haya elecciones» y le da toda la responsabilidad de la repetición de los comicios a Unidas Podemos.

Sánchez no solo busca que Podemos le permita superar la investidura, sino que se comprometa a garantizar la estabilidad de su gobierno, de ahí que le haya ofrecido acordar su programa común con 370 medidas que, dicen los socialistas, están dispuestos a pactar, pese a que se lo han dado ya muy definido. Antes que conformar un Ejecutivo inestable que se vea abocado a convocar elecciones en seis meses o un año, la cúpula del PSOE traslada que es preferible repetir las elecciones ahora.

«Tenemos los votos, los escaños y el programa, invito a Unidas Podemos a que desbloquee». Ahora incluso usa un tono conciliador con los morados, algo que no ha usado durante las negociaciones anteriores: «Durante estos 15 meses, la cooperación entre Unidas Podemos y el PSOE ha sido muy fructífera» y que es momento de ponerse a trabajar con un programa común progresista destacando que «hay muchas cosas que se tienen que poner en marcha ya».

Sin embargo, Sánchez quiere jugar todas sus bazas y también pide la abstención de la derecha para evitar conceder nada a los de Pablo Iglesias, la que podría considerarse la tercera (e imposible) vía, aunque también sirva para presionar. «Decimos que reconozcan su resultado electoral y que faciliten con la abstención técnica que haya un gobierno y se eviten las elecciones».

Page avisa que el PSOE «siempre está preparado» para ir a las urnas

El juego del PSOE de hacer ver que si Unidas Podemos no cede antes las presiones, nos vamos a nueva convocatoria electoral, se encargó de verbalizarla el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, que ha agradecido a Sánchez no estar pensando en «mañana», sino en «pasado mañana». «La gente hoy valora que no quieras ser presidente de cualquier manera y a cualquier precio», ha subrayado García-Page, que asegura que los socialistas no quieren repetir unas elecciones que ya ganaron ni dar «segundas oportunidades para la extrema derecha». «Lo que queremos es normalidad institucional y una agenda progresista» que el PSOE, ha dicho, está dispuesto a pactar con otros partidos.

García-Page también ha querido resaltar, como si no hubiese quedado claro que el PSOE, aunque no quiera elecciones, «siempre está preparado si hay que pedir de nuevo la confianza de la gente». «Deseamos que mantengas esta seguridad. No investidura a cualquier precio», ha reiterado a Sánchez.

Pablo Echenique avisa: no va a «encontrar grietas» en Unidas Podemos

Pablo Echenique, secretario de Acción de Gobierno de Podemos, ha asegurado que el PSOE no encontrará «grietas» en Unidas Podemos durante las negociaciones, avisando a los socialistas para que se enfoquen en lograr un acuerdo centrado en medidas y peticiones y dejando a un lado estrategias poco morales. 

Echenique se ha cuestionado en un tuit si el equipo de Pedro Sánchez está actuando «de buena fe» al intentar que el partido de Pablo Iglesias acepte «por la fuerza» que lo propuesto hace un mes «caducaba como un yogur». «¿Buscar grietas en los que llamas tus «socios preferentes» para que acepten por la fuerza que lo propuesto hace un mes caducaba como un yogur y que te quedas con todo el gobierno como si tuvieras mayoría absoluta es negociar de buena fe? Por cierto, no las van a encontrar», ha reaccionado Echenique.

La mayoría de ciudadanos pide un Gobierno del PSOE con apoyo de Podemos.

A dos semanas de la disolución de las cortes si no hay Gobierno, una encuesta presentada por La Sexta indica que una mayoría, el 56%, prefiere nuevo Gobierno frente a un casi 42% que se apunta a las elecciones anticipadas. Socialistas y simpatizantes de Unidas Podemos prefieren el Gobierno en mayoría. Mientras, lógicamente,  populares, simpatizantes de Ciudadanos y Vox quieren otras elecciones.

Presión a Podemos: TVE ya ha licitado contratos para un debate electoral en noviembre

El Partido Popular y dirigentes de Unidas Podemos y Ciudadanos denunciaron que RTVElicitara ya en agosto dos contratos para adjudicar la gestiónde la iluminación y la instalación del decorado de un hipotético debate electoral en noviembre, al interpretar que ello supone que el PSOE tiene ya decidido forzar una repetición de los comicios pese a sus manifestaciones públicas pidiendo apoyo a la investidura.

Este contrato licitado por la televisión pública se puede entender también como una medida de presión más a la formación morada para que ceda ante las presiones del PSOE para la formación del gobierno. Si esto fuese así, sería un uso polémico e interesado de las instituciones públicas por parte del PSOE con fines electoralistas.

En Podemos, Noelia Vera fue la primera en hacerse eco de la revelación con un irónico «Mientras el PSOE habla del enésimo «único escollo«, la RTVE de la administración única del PSOE ya sabe que nos vamos a elecciones y se prepara para ello… pues muy bien…», seguido de un emoticono de rostro triste.

Echenique, por su parte, denunció: «La RTVE de Pedro Sánchez abre concurso público para gastar 40.000 euros en un decorado para la repetición electoral de noviembrea la que nos quiere llevar Pedro Sánchez».

El cofundador e ideólogo del partido Juan Carlos Monedero incidió: «A ver @sanchezcastejon: cómo creerte si con una mano negocias con Unidas Podemos, con otra llamas al PP y Ciudadanos y con la tercera preparas elecciones en RTVE en vísperas de ser Tele PSOE otra vez. ¡Ah, que sólo hay dos manos!».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.