La mayoría de las personas acompañadas por Cáritas son españolas o de la UE

Natalia Peiro, secretaria general de Cáritas, ha hecho unas declaraciones bastante clarificadoras durante la presentación de los datos de la Memoria 2018 de Cáritas, en la que alerta de la situación de 6 millones de personas que, sin encontrarse en situación de pobreza, se mueven “en el filo de la navaja”, siempre al límite de caer en la exclusión social.

“Tenemos que desmentir el estereotipo últimamente tan repetido de que las personas extranjeras copan los recursos de Cáritas y otras entidades sociales. Nuestro propios datos de intervención confirman que la mayoría de las personas acompañadas por Cáritas son españolas o de la UE (60%)”, indicó Peiro, saliendo así al paso de las afirmaciones del partido de ultraderecha Vox, quien afirma que las ayudas sociales recaen mayoritariamente en los extranjeros.

Según los datos procedentes de los propios programas de Cáritas en toda España y aunque existe una gran variedad de perfiles, una persona que se acerca a Cáritas en busca de apoyo suele ser una mujer (60% de los participantes), española (55%), de 30 a 54 años (55%), con hijos a su cargo, con un tiempo de acompañamiento por parte de la entidad superior a los 4 años (40%) y que alterna periodos de trabajo con búsqueda activa de empleo.

Esta mayor vulnerabilidad de las mujeres se observa cada día en los lugares de acogida de Cáritas: son quienes sufren mayores problemas para acceder a un empleo y tienen que trabajar más para ingresar lo mismo, sintiendo la sobrecarga de los cuidados de pequeños y mayores, teniendo más dificultades para acceder y mantener una vivienda. En definitiva, acumulan mayor riesgo de exclusión social, especialmente en los hogares donde las mujeres son sustentadoras principales.

6 millones de personas al límite de la pobreza

Según Cáritas, 6 millones de personas  “malviven en el extremo de la exclusión más severa”. Son 1,8 millones de ciudadanos (el 3,8% de la población), cifra que ha seguido creciendo en los últimos años, hasta incrementarse en más de 200.000 personas. Las razones de esto son: la vivienda insegura e inadecuada, el desempleo persistente, la precariedad laboral extrema, la falta de políticas públicas eficaces y la invisibilidad para los partidos políticos.

Unos seis millones de personas viven al filo de la pobreza, al límite de caer en la exclusión social y casi dos millones de ciudadanos se encuentran en situación de pobreza severa; son los grandes olvidados, dice Cáritas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.