El objetivo es proteger a menores, jóvenes entre 18 y 25 años, personas que ya han tenido adicciones o tienen riesgo de tenerlas, y al conjunto de los/as consumidores/as.
Los más de 2.000 ludópatas confesos que estaban inscritos en el Registro de Juegos Prohibidos tendrán las puertas abiertas a los salones de juego, los casinos y los bingos. Una más que polémica...
Increíble pero cierto. Luckia en Ceuta y Codere en Melilla son a día de hoy, las empresas que más facturan en las provincias sureñas, según el Ranking de empresas.