Juan Luis Cano: «La ultraderecha es asquerosa, rastrera, peligrosa y se aprovecha de la gente»

Explica que los movimientos pueden tener fuerza suficiente para pugnar con los partidos tradicionales, pero manteniendo tres claves: «Primero, honestidad real. Segundo, ganas de trabajo. Tercero, humildad«

En Spanish Revolution, a diferencia de otros medios, mantenemos todos nuestros artículos en abierto y siempre va a ser así porque consideramos que lo que hacemos, informar de forma independiente, es un servicio público. Si puedes permitirte ayudarnos con 2, 5 o 10 euros al mes, contribuirás a que podamos seguir adelante. Rebélate. ¡Suscríbete!

Juan Luis Cano periodista, escritor y famoso, sobre todo, por haber sido parte del dúo Gomaespuma junto con Guillermo Fesser, ha concedido una entrevista al medio liberal Voz Populi y no se ha dejado nada en el tintero.

Tiene experiencia en política. Vecino de Torrelodones (Madrid), se presentó como candidato en las elecciones municipales de 2007, en un partido formado por ciudadanos (Vecinos por Torrelodones) como respuesta a supuestos escándalos urbanísticos.

Tras dar un repaso a la radio actual, donde vaticina la muerte de la radiofórmula («están condenadas de una manera inequívoca porque la gente lo que quiere es escuchar sus propias listas») y critica lo estático de las programaciones («ese inmovilismo está haciendo que la radio envejezca y pierda terreno con respecto a los podcast»), pasó a hablar de su época en Gomaespuma.

«Siempre hemos tenido la suerte de que, donde hemos estado, nos han dejado hacer», añora, aunque fija: «me imagino que es porque obtuvimos buenos resultados desde el principio. Si no, quizá nos hubieran cortado las alas y nos hubieran mandado a cascarla». 

Recuerda que hicieron cosas que ahora serían impensables. «Recuerdo una vez, en Semana Santa, que hicimos una parodia de la procesión del silencio. Entonces, nos tiramos una hora simulando que arrastrábamos los pasos mientras uno decía ‘silencio, coño'», señaló Cano. «No sólo no nos censuraron, sino que nos dejaron hacer demasiado. Demasiado…», asevera.

Sobre esos tiempos del «demasiado», rememora que «cuando estábamos en Antena 3 Radio, en el año 83, dos años después del intento de golpe de Tejero, hicimos una parodia en Gomaespuma, por la tarde, como si entrara la Guardia Civil en el programa».

Sobre su experiencia en política, Cano recuerda que «que una experiencia humanamente positiva porque conocí a gente maravillosa» y que «si la gente buena se une es capaz de conseguir muchísimas cosas». Sin embargo, lamenta que quienes dieron la cara «lo pasamos muy mal». «Nos pusieron denuncias falsas, acoso, yo me tuve que ir de mi casa», señala.

El PP de Torrelodones llegó a meter cartas con su cara en una diana, «pero además con el logotipo del partido». «Eso mismo se lo pasé por fax a la secretaria de Esperanza Aguirre. Pero bueno, eso es una tontería al lado de otras cosas que nos hicieron», indica el humorista.

Sobre su visión de la política, lo tiene muy claro: «Los movimientos importantes empiezan siempre de abajo a arriba». Explica que los partidos pueden tener fuerza suficiente para pugnar con los partidos tradicionales, sobre todo a nivel municipal, y que «es una buena manera que la gente se movilice y se una con buenos fines para meter presión a los políticos». Lo tiene muy claro, además: «Primero, honestidad real. Segundo, ganas de trabajo. Tercero, humildad».

Sobre la situación en España en la era del covid, comenta que «es muy lamentable, especialmente en Madrid, donde están primando los intereses políticos por encima de la salud». Señala que «mención aparte merece la ultraderecha, que es asquerosa, rastrera y muy peligrosa. Se aprovecha de que la gente, cuando está desesperada, se agarra a un clavo ardiendo y, en este caso, es la ultraderecha, la que lo hace».

«No da absolutamente ninguna solución a los problemas. Vive del enfrentamiento, de la bronca, de la mentira y de los incendios», sentencia.

Al ser preguntado por la crispación que rodea todos los estamentos de nuestro país, cano señala que le da «mucha pena» cuando ve «a chavalitos con 16 años con la bandera del ‘aguilucho’, gritando vivas a Franco y a José Antonio». «Entonces, digo: ¿pero estos imbéciles? Me da mucha pena. Eso es muy peligroso», añade.

Ayuso privatiza parte del servicio de rastreadores de coronavirus y lo adjudica a Telefónica e Indra

El Gobierno de la Comunidad de Madrid adjudicó a dedo un contrato a ambas multinacionales por más de por 421.000 euros.

En Spanish Revolution, a diferencia de otros medios, mantenemos todos nuestros artículos en abierto y siempre va a ser así porque consideramos que lo que hacemos, informar de forma independiente, es un servicio público. Si puedes permitirte ayudarnos con 2, 5 o 10 euros al mes, contribuirás a que podamos seguir adelante. Rebélate. ¡Suscríbete!

El Ejecutivo de Isabel Díaz Ayuso ha adjudicado por la vía de emergencia y sin publicidad un contrato del servicio de rastreadores a Indra y Telefónica por 421.080 euros con impuestos. El seguimiento de contactos del Covid-19 y el estudio de seroprevalencia de la Comunidad de Madrid estará ahora en manos de las dos multinacionales.

Esta adjudicación se produjo a finales de mayo, pero hasta ahora no se ha hecho pública, tal y como recoge el Portal de la Contratación Pública del Ejecutivo regional y recoge El Boletín, que destaca que estas dos compañías ya se ocupan del servicio de mantenimiento y gestión integral del Centro de Atención Personalizada (CAP).

La UTE Indra BPO-Indra-Telefónica se hizo a fecha de 29 de mayo con esta adjudicación por vía de emergencia y tiene duración de 30 días. Según ha explicado el consejero de Sanidad, Enrique Ruíz Escudero, esta privatización afecta a las nuevas contrataciones (42) que se encargan de llamar por teléfono y realizar una encuesta epidemiológica a los contactos, mientras que no afecta a los trabajadores de Salud Pública de la Comunidad de Madrid (142).

El presupuesto del contrato estima que se realizarían una 4.000 llamadas diarias y el coste individual sería de 2,90 euros.

Esta adjudicación se conoce en medio de las críticas por parte de colectivos sanitarios y sindicatos por la falta de rastreo en la región. Profesionales de Salud Pública y de Atención Primaria están preocupados por la situación. El estudio de contactos se retrasa en ocasiones hasta cinco días desde la notificación del caso y la mayoría de contactos que se detectan son del entorno familiar. Trabajadores reconocen que no se puede hacer un amplio estudio sobre los ámbitos laborales y de ocio por la falta de personal y la acumulación de trabajo.

La Comunidad de Madrid dispone, según su vicepresidente Ignacio Aguado, de 182 personas que se dedican al rastreo de casos de coronavirus en la región: 142 técnicos de Salud Pública y 40 en el Centro de Atención al Paciente. Ni la mitad de los 400 rastreadores prometidos en su día al Ministerio de Sanidad para avanzar en la desescalada.

La secretaria general de CCOO Sanidad Madrid, Rosa Cuadrado, ha lamentado que la Comunidad “intentarán justificar” con este contrato “la necesidad de afrontar la situación de crisis sanitaria”, pero estas actuaciones “denotan el mantenimiento de la tendencia a privatizar los servicios públicos, con alevosia y premeditación”.

Según la sindicalista, Ayuso “demuestra su incapacidad y su falta de voluntad y compromiso para garantizar el rastreo de casos” y critica que estén “asentados en la dinámica de atribuir responsabilidades a otros, como está ocurriendo con los casos importados que entran por Barajas, mientras que se intenta que se olvide que aumenta el número de casos en Madrid”.

Ada Colau ganaría las elecciones, según las encuestas, gracias a su gestión del Covid

Laura Guerrero

Cada vez más barceloneses están de acuerdo con la apuesta ecológica de Ada Colau: menos coches, más transporte público y más bicis.

En Spanish Revolution, a diferencia de otros medios, mantenemos todos nuestros artículos en abierto y siempre va a ser así porque consideramos que lo que hacemos, informar de forma independiente, es un servicio público. Si puedes permitirte ayudarnos con 2, 5 o 10 euros al mes, contribuirás a que podamos seguir adelante. Rebélate. ¡Suscríbete!

Según las encuestas del Barómetro de Barcelona, el partido de Ada Colau, Barcelona en Comú, sería el primero en intención de votos si se realizarán unas elecciones. Superaría a ERC, quién ganó en las pasadas.

Un 13,9% de los encuestados votaría por Barcelona en Comú, la confluencia liderada por Ada Colau que incluye su propia organización, así como los partidos Podemos, ICV, IU y Equo. Un 13,1% optarían por ERC, y un 9,3% por el PSC.

Este cambio de tendencia coincide con la crisis del coronavirus, porque las encuestas han sido realizadas este mes de julio. Un 61% aprueba la gestión del Ayuntamiento de Barcelona, esto son seis puntos más que en el anterior Barómetro. La alcaldesa ha salido reforzada de su gestión de la crisis.

Del mismo modo, uno de los datos más relevantes es al que a la movilidad y espacio urbano se refiere. El 94,7% de los encuestados ve de forma positiva fomentar el transporte público, tarea que el Ayuntamiento de Barcelona lleva realizando desde hace unas semanas a raíz del descenso de la movilidad por la estado de alarma.

Además, uno de los buques insignia de los Comunes en Barcelona ha sido (y es) el aumento del espacio para viandantes, bicis y el verde. Con su consecuente disminución del espacio para los coches y los vehículos privados. Y parece que es de agrado de la población barcelonesa, pues ocho de cada diez está de acuerdo con la ampliación de espacio para viandantes, y casi seis de cada diez se muestra partidario de construir más carriles bici. 

En cuanto a los resultados electorales se refiere, preguntado por intención directa de voto, los encuestados han respondido así: un 13,9& votaría a Barcelona en Comú, un 13,1% a ERC y un 9,3% al PSC. El partido del espacio “convergent”, que en Barcelona se llama “Junts per Barcelona” bajaría hasta un 4,2% de los votos, C’s y Manuel Valls se hunden, con un 1,1% y 0,1% respectivamente, sus peores resultados. El PP obtendría un 0,6%. Estos tres últimos partidos probablemente quedarían fuera del Consistorio. En su contra, entraría de nuevo la CUP, con un 3,1%.

Indignación en Granada tras el vertido de tierra con huesos de fallecidos a una cuneta tras una obra en un cementerio

Mientras el alcalde de Los Guájares (Granada), del PP, señala que los residuos extraídos de un antiguo cementerio están siendo trasladados a una planta de tratamiento, un vecino de la zona remite fotografías de la zona a Spanish Revolution donde se ven huesos humanos arrojados como basura.

En Spanish Revolution, a diferencia de otros medios, mantenemos todos nuestros artículos en abierto y siempre va a ser así porque consideramos que lo que hacemos, informar de forma independiente, es un servicio público. Si puedes permitirte ayudarnos con 2, 5 o 10 euros al mes, contribuirás a que podamos seguir adelante. Rebélate. ¡Suscríbete!

Vecinos de Los Guájares, en Granada, han denunciado que se están vertiendo huesos procedentes de unas obras que el Ayuntamiento de la localidad está realizando junto al antiguo cementerio de Guájar Faragüit.

Según ha explicado el responsable municipal a El Ideal de Granada, la empresa responsable del transporte le ha presentado los recibos entregados por la planta y todo está en orden. El alcalde, Juan Antonio Mancilla, del PP, niega veracidad a esta denuncia y le atribuye una motivación política.

Mancilla asegura que, según sus datos, todos los residuos extraídos de la zona están siendo trasladados a la planta de tratamiento de Vélez de Benaudalla. Sin embargo, un vecino de la localidad ha enviado fotos a esta redacción donde se puede ver claramente desde calaveras a fémures, pasando por costillas y multitud de pequeños huesos.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es Captura-de-pantalla-2020-07-13-a-las-7.24.26.png
La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es Captura-de-pantalla-2020-07-13-a-las-7.24.38.png
La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es Captura-de-pantalla-2020-07-13-a-las-7.24.56.png
La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es Captura-de-pantalla-2020-07-13-a-las-7.25.20.png

«Se deberían enterar de lo que están haciendo estos criminales del Partido Popular en un pueblo de Granada, tirar nuestros antepasados a una cuneta…», señala en declaraciones a este medio el autor de las fotografías de la zona.

El denunciante, que prefiere mantener su anonimato, señala que «mis abuelos se encuentra entre esos restos fue represaliado del franquismo».

Xosé Manuel Beiras ante la crisis del COVID-19: «Ninguno de los responsables de los crímenes contra el derecho de la ciudadanía a la salud y los derechos sociales debe ni puede quedar impune»

El histórico político gallego denuncia que los sucesivos gobiernos de Alberto Núñez Feijóo «llevan once años vaciando de contenido el Estatuto de Galicia, destruyendo los recursos, los ecosistemas y el tejido productivo»

En un contundente artículo de opinión publicado en eldiario.es, el veterano político gallego recuerda que «la mutilación de los sistemas públicos de sanidad por las políticas de austeridad resultó ser homicida».

Para Beiras, la «feroz pandemia» del coronavirus «pone descarnadamente al descubierto el índole criminal» de los recortes en la sanidad pública «a favor de la codicia del capital privado. Porque «esa constante y progresiva mutilación de los sistemas públicos de salud, y también de la provisión de los demás bienes y servicios públicos y sociales ofrecidos como gratuítos» coincidió con una «gran depresión económica que exacerbó las desigualdades sociales» y la «expansión de los contingentes de trabajadores y trabajadoras pobres en la población ocupada» situando a nivel general a buena parte de la ciudadanía «por debajo del umbral de la pobreza».

Para el profesor y político «los máximos y primordiales responsables de este crimen» son «los reaccionarios poderes financieros del capital transnacional especulador y expoliador» que controlan el Fondo Monetario Internacional y ya «las más altas instituciones no-democráticas de la Unión Europea», que impusieron políticas ultraliberales con la ayuda de gobiernos que de manera servil o connivente las ejecutaron «agrediendo a los ciudadanos en vez de defenderlos» y gobernando contra la ciudadanía «en vez de hacerlo a favor de sus necesidades y sus legítimos derechos constitucionalmente consagrados».

«CORRUPCIÓN» Y «PIRATERÍA» DE LOS GOBIERNOS DEL PP

Xosé Manuel Beiras recuerda que primordialmente a nivel del Estado Español, pero también en Galicia, los respectivos gobiernos del Partido Popular fueron presa «de una brutal corrupción generalizada en complicidad con la piratería más desalmada del capital especulador privado». En primer lugar José María Aznar, «saqueando el patrimonio del Estado» con masivas privatizaciones de la banca pública y empresas como Teléfonica, Endesa o Repsol, y a continuación Mariano Rajoy, «saqueando los fondos de la Seguridad Social y el patrimonio de las clases trabajadoras y llevando al paroxismo el desmantelamiento de servicios públicos y sociales indispensables en maridaje corrupto con el gran capital, protegiendo o amnistiando a los grandes evasores de impuestos refugiados en paraísos fiscales y vaciando de contenido el Título I de la Constitución, desde el régimen laboral o el derecho a la vivienda hasta las libertades cívicas de manifestación y expresión con la connivencia de la cúpula del Poder Judicial, incluído el denominado Tribunal Constitucional».

Por su parte, para Beiras, a nivel gallego, los sucesivos gobiernos de Alberto Núñez Feijóo «llevan once años vaciando de contenido el Estatuto de Galicia, destruyendo los recursos, los ecosistemas y el tejido productivo» que son «fuentes de vida y sustento de la ciudadanía, expoliando los ahorros de las clases populares y mutilando el Servizo Galego de Saúde «a favor de empresas de sanidad privada que se nutren de fondos públicos y ahora se desentienden impertérritas del azote de la pandemia» instando a sus plantillas a coger vacaciones.

«Para culmen de la impudicia -señala el profesor- esos exgobernantes en el poder central y aún gobernantes en Galicia acosan, difaman y calumnian» a nivel estatal a las fuerzas políticas progresistas que, en el Gobierno y en las Cortes, «están combatiendo lo mejor que pueden y saben la pandemia con la precariedad de herramientas y recursos heredada de aquellos criminales gobernantes del PP». Y, a nivel gallego, «intentan hacer el equivalente con las organizaciones sociales y fuerzas políticas que, actualmente en la oposición, denuncian y critican, con inmerecida mesura, la estulticia de los gobiernos de Núñez Feijóo». Porque «para los capataces del PP los ciudadanos no son seres humanos», sino «objetos cifras y votos que se compran o hurtan con dinero y estupefacientes», tal y como han demostrado suficientemente con sus prácticas como gobierno y ahora, en el Estado «como oposición caníbal».

RECHAZO A LA IMPUNIDAD

Para Beiras, «ninguno de esos responsables de todos los crímenes contra el derecho de los ciudadanos a la salud y demás bienes y derechos sociales y sus perros de presa mediáticos, ninguno de ellos, puede ni debe quedar impune» y «depende de todas y todos nosotros, ciudadanos libres e inmunes a la intoxicación», el que «sean cívica y políticamente castigados como perecen» porque «nosotros somos seres humanos, y no alimañas».

El PP de Alberto Núñez Feijóo eliminó en los últimos años más de 500 camas públicas de hospital en el área de Galicia más afectada por el coronavirus

También se cerraron para uso asistencial otros recursos de área de Vigo, como el Policlínico Cíes, el hospital de Rebullón y los centros de especialidades Col y A Doblada

La Asociación Galega para a Defensa da Sanidade Pública ha recordado estos días que si bien apoya todas las recomendaciones de las autoridades en la lucha contra el Covid-19 y a todos los trabajadores y trabajadoras que están luchando contra la pandemia, el Ejecutivo gallego del Partido Popular recortó sin contemplaciones a través del Servizo Galego de Saúde (SERGAS) centenares de plazas en los principales centros del Área Sanitaria de Vigo.

El colectivo expone que esta situación contrasta con la actual en la que la Xunta plantea, entre otras opciones «utilizar hoteles con fines sanitarios» al mismo tiempo que «se habla de falta de camas y otros recursos» sin recordar las políticas llevadas a cabo desde el Gobierno gallego en los últimos años.

De hecho, señalan que en el Área Sanitaria de Vigo, que a día de hoy es la zona más afectada por la pandemia en Galicia, se perdieron un total de 517 camas, dado que los recortes afectaron al proyecto inicial del Hospital Álvaro Cunqueiro con 394 camas, al hospital del Meixoeiro, con 71, y al hospital Nicolás Pena, con 52.

Asimismo, recuerdan que también se cerraron para uso asistencial otros recursos de área de Vigo, como el Policlínico Cíes, el hospital de Rebullón y los centros de especialidades Col y A Doblada, que podrían llegar a cubrir centenares de plazas.

Para la entidad, su apoyo a las instituciones «no debe encubrir y silenciar las políticas anteriores que dificultan ahora la crisis» y esperan «que no se repitan y un cambio total en las mismas» para garantizar en el futuro «un sistema sanitario gallego público» dotado con los recursos suficientes «para hacer frente a cualquier problema de salud».

Dimite en bloque la Ejecutiva de Vox en Murcia por «exceso de trabajo» después de ganar las elecciones

Una bochornosa actuación que saca las vergüenzas del partido de extrema derecha.

El inexplicable éxito que ha conseguido en las últimas elecciones el partido de ultraderecha Vox ha hecho que hayan conseguido puestos y funciones en el partido y en los gobiernos gente sin preparación y que no esperaban lidiar con responsabilidades.

Un ejemplo de esto ha sido la Ejecutiva regional del partido en Murcia, donde ganó las pasadas elecciones generales y logró tres diputados. La Ejecutiva de Vox en la comunidad ha dimitido este martes en bloque por la «carga de trabajo» dado el “gran crecimiento” experimentado por su formación desde su nacimiento. Una bochornosa actuación que saca las vergüenzas del partido de extrema derecha.

A partir de ahora se nombrará una gestora cuyos miembros decidirá la dirección nacional del partido, aunque también los dimisionarios tendrán algo que decir, según David Ibáñez, el vicesecretario de Juventud, que prevé que algunos de ellos permanezcan en la cúpula de la formación.

Murcia era, con Madrid, una de las escasas provincias donde el comité elegido por los afiliados seguía en funciones, ya que en la inmensa mayoría de los casos ha sido sustituido por gestoras designadas por la dirección nacional. Se trata, además, de una provincia clave pues, al igual que sucede en Madrid y Andalucía, el Gobierno autónomo de coalición entre PP y Ciudadanos depende del apoyo externo de Vox.

Ibáñez ha indicado que tenían tomada la decisión “desde antes de los comicios por el incremento en un 1.500 por ciento del número de afiliados, de unos 140 a 2.600 en toda la comunidad, y la carga de trabajo que supone el grupo parlamentario con cuatro diputados en la Asamblea Regional de Murcia”. El vicesecretario de Juventud ha destacado el “exceso de trabajo” de la Ejecutiva regional dado el “gran crecimiento” experimentado desde su nacimiento: “No dábamos abasto”.

Ibáñez y el presidente regional de Vox, Pascual Salvador, también diputado autonómico, llevaban unos tres años y medio en el partido, y el resto, dos menos. Los otros diputados regionales con responsabilidades en la formación hasta ahora son Juan José Liarte, en la Vicesecretaría Jurídica, y Mabel Campuzano, en la de Formación, mientras que el parlamentario Paco Carrera no tenía ninguna.

Cesan en sus cargos en el partido también los vicesecretarios de Mayores, Abelardo Martínez Martínez; de Acción Social, Alba Peña; de Comunicación y Prensa, Sergio Martínez Almagro, y de Implantación Daniel Ruiz Hernández.