Un tuit viral carga contra el antifeminismo del Roma Gallardo y consigue más de 12 000 "me gusta".
El ex militar Nelson Ramón González declaró como testigo en el marco de la llamada causa Contraofensiva, que investiga delitos de lesa humanidad cometidos por la última dictadura cívico-militar en los años 1979 y 1980, y aportó información clave sobre...
Méndez asegura que es imposible defender el trasvase del Tajo al Segura porque el agua es un derecho humano.
Los etíopes son los trabajadores menos remunerados en la industria mundial de la confección
Entre quienes llevaron el triángulo rojo en los campos de concentración nazi se encuentra el sindicalista y político marxista Largo Caballero, prisionero de los nazis desde 1943. Los nuevos ministros de Pedro Sánchez han tomado posesión de sus cargos en el Palacio de la Zarzuela. Los miembros del Gobierno de coalición formado por PSOE y Unidas Podemos han jurardo servir al pueblo, pero hubo un detalle que ha llamado la atención. Los primeros en tomar posesión han sido el vicepresidente de Derechos Sociales y Agenda 2030, Pablo Iglesias; el ministro de Consumo, Alberto Garzón. Los diferentes medios que cubrían el acto han destacado que lo hacían con un símbolo en la solapa, aunque muchos de ellos desconocían el significado: un símbolo de lucha contra el fascismo. Según el sistema de marcado nazi el triángulo rojo invertido era la marca utilizada por los presos políticos en campos de concentración, algunos de los cuales, como Dachau y Buchenwald fueron específicamente construidos para confinar a los comunistas, socialdemócratas alemanes, y strasseristas que seguían existiendo dentro de las filas del partido. Si bien el color rojo fue el escogido por haber sido asignado primero a los comunistas, también fue usado para demócratas, liberales, masones, socialdemócratas, strasseristas, anarquistas, sindicalistas opositores al régimen y otros opositores políticos, y durante la guerra, a antifascistas y luchadores antinazis en general de otros países. En definitiva, a todos los que luchaban contra el régimen nazi, y en general, contra el fascismo. Entre quienes llevaron el triángulo rojo en Buchenwald estuvo Jorge Semprún (quien llegaría a ser Ministro de Cultura de España entre 1988 y 1991). Se ha documentado el paso de más de siete mil republicanos españoles en Mauthausen, pero en dicho campo no estaban marcados con triángulos rojos sino con triángulos azules como "apátridas", para seguir las indicaciones de Franco. Entre quienes llevaron el triángulo rojo en Sachsenhausen estuvo Largo Caballero, prisionero de los nazis desde 1943. En 1969 en el cementerio del Père-Lachaise (París) fue erigido un monumento dedicado a los exiliados españoles que sufrieron la deportación nazi. 
Garzón defiende la subida del salario mínimo tirado por tierra la idea de que las empresas no podrán pagar esta subida.
"Estáis hablando con un desconocimiento absoluto del sistema educativo", riño la docente.