Los socialistas han colado en el Plan Nacional de Reformas que enviaron a Bruselas una propuesta laboral que no ha hecho mucho ruido: la popular mochila austriaca, y el compromiso de aplicarla.
Varias cuentas denunciaron la situación y las muestras de apoyo no tardaron en llegar.
Vox ha sido financiado de una manera oscura y sin controlar por el Tribunal de Cuentas.