El mandatario brasileño se enzarzó con Michelle Bachelet —expresidenta de Chile y la alta comisionada de derechos humanos de la ONU— y la acusó de injerencia por sus críticas a Brasil: Bachelet, “siguiendo la línea de Macron, se entromete en los asuntos internos y en la soberanía brasileña, y carga contra Brasil en la agenda de Derechos Humanos de delincuentes, atacando a nuestros valientes policías y militares”, escribió Bolsonaro en Twitter.

Aún así, este comentario quedó tapado por la defensa del ultra brasileño de la dictadura de Augusto Pinochet, durante la que el padre de Bachelet fue torturado y murió encarcelado. Señora Michelle Bachelet: si no fuera por el personal de Pinochet, que derrotó a la izquierda en 1973, entre ellos a su padre, hoy Chile sería una Cuba» Bolsonaro también ha acusado a la comisaria de la ONU de defender a «vagabundos».

Esta defensa brutal de una dictadura llevada a cabo por un presidente supuestamente demócrata, surgió en respuesta a la crítica de la alta comisionada de la ONU al aumento de las ejecuciones policiales en Brasil: «Hemos visto un gran aumento en los niveles de violencia policial en 2019 en un contexto en el que el discurso público legitima las ejecuciones sumarias», indicó.

Las reacciones no se hicieron esperar. “Solo muestra cuán miserable es”, señaló la senadora socialista Isabel Allende, hija del presidente Salvador Allende (1970-1973). Mientras, el actual mandatario, Sebastián Piñera, de derecha, indicó a través de una declaración pública que no comparte “en absoluto la alusión hecha por el presidente Bolsonaro respecto a una expresidenta de Chile y especialmente en un tema tan doloroso como la muerte de su padre”.

El actual mandatario, Sebastián Piñera, de derecha, indicó a través de una declaración pública que no comparte “en absoluto la alusión hecha por el presidente Bolsonaro respecto a una expresidenta de Chile y especialmente en un tema tan doloroso como la muerte de su padre”.

La oposición de Chile respaldaron en bloque a Bachelet. Para la senadora Allende, “Brasil no se merece a este presidente”. “La perversa alusión al general Bachelet lo revela por entero”, indicó la parlamentaria.

Diversas figuras del Partido Socialista chileno  respaldaron también a la exmandataria, que gobernó Chile entre 2006 y 2010 y entre 2018 y 2014. El exsecretario general de la Organización de Estados Americanos, José Miguel Insulza, calificó las palabras de Bolsonaro como “una vergüenza”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.