¿Cómo es posible que la gripe haya casi desaparecido pero el coronavirus siga extendiéndose?