Todo apunta a que el Partido Popular puede recuperar la Alcaldía de Madrid tras cuatro años de Gobierno de Manuela Carmena. El PP dejó de ser la primera fuerza en el Ayuntamiento de la capital tras 28 años, pero los resultados de la otra derecha, Ciudadanos, y la extrema derecha de Vox, dan los números para un gobierno de perdedores con Almeida como alcalde.

La diferencia con el llamado «trifachito» que gobierna Andalucía, es que Vox ya ha anunciado que su intención es cambiar por completo la estrategia de facilitar la transición a un modelo liberal y exigirá entrar en los gobiernos que dependan de sus votos de manera proporcional a los resultados obtenidos en las elecciones, un 8 % en Madrid.

Si Almeida logra sus propósitos y acaba siendo investido regidor el próximo 15 de junio, ya ha anunciado que revertirá la mayoría de medidas de calado proyectadas durante el mandato de Manuela Carmena.

Madrid Central

Almeida ya ha anunciado cuál será su primera decisión como alcalde: cerrar Madrid Central, la medida estrella del mandato de Manuela Carmena en materia de movilidad y medioambiente que restringe el tráfico de paso en todo el distrito centro. Una iniciativa que funciona en las grandes capitales europeas y que ha librado a España de una multa millonaria de Bruselas por sus altos niveles de polución.

El alcaldable del PP contaría para acabar con Madrid Central con la ayuda de Vox, ya que llevaba la reversión de la medida en el programa electoral y la mencionó Ortega Smith como prioridad en la noche del domingo, tras conocerse los resultados. Sin embargo, Begoña Villacís, la candidata de Ciudadanos, ha abogado durante la campaña por «mejorarla».

Soterramiento de la A-5

Almeida quiere ampliar la red de túneles de Madrid con la construcción de uno en la A-5, con una inversión de 183 millones para el túnel de seis carriles, acabando así con el proyecto de Carmena que había instalado semáforos en la autovía del suroeste. La intención de la anterior regidora era ampliar aceras y poner pasos de peatones.

Unidad de antidisturbios de la Policía

Almeida recuperará las Unidades Centrales de Seguridad (UCS) de la Policía Municipal, los antidisturbios. El candidato del PP establecerá su sede en una zona del antiguo mercado de Legazpi, según manifestó: «se acabó el compadreo con la okupación, la venta ilegal, las conductas antisociales. Vamos a otorgar a la Policía Municipal el papel que le corresponde»

El anterior gobierno veía innecesaria la existencia de antidisturbios en una policía local dadas sus competencias y con la mayor plantilla de la Policía Nacional de esa especialidad destinada en Madrid.

Escuelas infantiles y colegios concertados

Almeida prometió durante la campaña que facilitaría a la Comunidad de Madrid solares municipales para la construcción de colegios concertados, una medida con la que comulgan tanto Ciudadanos y Vox. Además, el candidato del PP ha abogado por devolver el control de las escuelas infantiles a la Comunidad de Madrid, una gestión que el Gobierno de Carmena rescató al inicio del mandato en 2016.

De esta forma, se volverá al modelo de Aguirre, que basaba en una gestión indirecta a través de concesionarias que equiparaba en los concursos el criterio económico –más puntos para la empresa que ofertara el servicio por menos presupuesto– con el pedagógico. Este planteamiento impidió que las cooperativas de profesores ganasen los concursos y propició la entrada de grandes empresas especializadas en limpieza o filiales de la constructora ACS. Los precios de las escuelas infantiles subieron.

Carmena rechazó durante el mandato ceder suelo público a la Comunidad de Madrid para construir colegios concertados. El criterio era dedicar esas parcelas exclusivamente para la construcción de equipamientos educativos públicos.

Pisos turísticos

Almeida despachará la normativa con la que el Gobierno de Carmena quería acabar con la proliferación de los pisos turísticos. Con la medida, la corporación local quería cerrar el 95% de estos hospedajes dentro de la almendra central de Madrid, al considerar que era uno de los motivos que propiciaron la subida del alquiler.

Impuestos

El alcaldable del PP prometió bajar los impuestos en Madrid y eso pasa por el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) que el candidato del PP prometió que rebajaría al mínimo legal, un 0,4 %. Almeida también rebajará las multas de tráfico a la mitad.

Calles franquistas

Todo apunta a que Almeida terminaría con el cambio de nombre de las 52 calles franquistas. Una medida que se hizo efectiva durante el mandato, pero que el PP siempre criticó a pesar de que el Gobierno municipal cumplía con la ley de Memoria Histórica de 2007.

Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.