La sentencia considera probado que aceptó relojes de lujo a cambio de contratos municipales a dedo. Relojes que luego cambió por otros más caros para blanquear dinero.

Quien fuera vicealcalde de Valencia y mano derecha de Rita Barberá, Alfonso Grau, ha sido condenado a cuatro años de prisión. Tres años y tres meses por blanqueo de capitales y 9 meses por cohecho continuado. Por ese mismo delito de cohecho la sentencia condena también a 9 meses de prisión al empresario Urbano Catalán.

La sección segunda de la Audiencia de Valencia considera probado que Urbano Catalán, al frente entonces de la empresa Viajes Transvía y autocares HO SO JU, entre otras, adquirió en la joyería Rabat de Valencia un reloj Breguet que regaló a Grau «en atención al cargo de Teniente de Alcalde y los otros cargos que él mismo ostentaba en el Ayuntamiento de Valencia», por razón de las relaciones comerciales entre sus empresas y el consistorio.

La sentencia insiste en que los regalos, «dádivas», se realizaron en atención al cargo de Grau en el Ayuntamiento por parte de una empresa proveedora de servicios al consistorio valenciano.  Ahí sustenta la sala el cohecho

En cuanto al blanqueo, destaca la sentencia que la diferencia de precio entre los relojes regalados y los finalmente adquridos por Grau fueron abonadas con dinero en efectivo cuya procedencia se había ocultado a Hacienda aunque más tarde, con la investigación ya en marcha, Grau realizó una declaración complementaria. Y considera la audiencia que devolviendo los relojes regalados intentó Grau ocultar su origen ilícito.

Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.