El cardenal Angelo Becciu, «ministro» del vaticano, ha dimitido después de que se descubriera que ha estado usando el dinero de las donaciones de los fieles para comprarse un piso en Londres.

En Spanish Revolution, a diferencia de otros medios, mantenemos todos nuestros artículos en abierto y siempre va a ser así porque consideramos que lo que hacemos, informar de forma independiente, es un servicio público. Si puedes permitirte ayudarnos con 2, 5 o 10 euros al mes, contribuirás a que podamos seguir adelante. Rebélate. ¡Suscríbete!

«Es la primera vez que se produce una dimisión de esas características en la historia reciente la iglesia católica», explica El Periódico ante el suceso ocurrido con el cardenal Angelo Becciu.

Según los medios el cardenal habría desviado los fondos procedentes del Óbolo de San Pedro, las donaciones que se entregan al Papa.

«Becciu había sido el número tres del Vaticano (2011-2018), una especie de ministro del Interior, después del Papa y del secretario de Estado, depositario de las claves secretas de comunicación del Vaticano con las periferias de la iglesia católica», recuerda El Periódico.

Una investigación realizada por el semanario L’Espresso, muestra que el cardenal Becciu habría usado para la compra-venta unos fondos del Vaticano y de la conferencia episcopal italiana (CEI), desviando una parte de los mismos a sus hermanos y a fondos buitre.

Publicidad