El gobierno de Dinamarca está preparando una reforma que consiste en recaudar nuevos impuestos a los megaricos y así recaudar 400 millones de euros extra para financiar las pensiones anticipadas de los trabajos considerados más difíciles.

En Spanish Revolution, a diferencia de otros medios, mantenemos todos nuestros artículos en abierto y siempre va a ser así porque consideramos que lo que hacemos, informar de forma independiente, es un servicio público. Si puedes permitirte ayudarnos con 2, 5 o 10 euros al mes, contribuirás a que podamos seguir adelante. Rebélate. ¡Suscríbete!

Esta medida que está considerando el gobierno danés para recaudar más fondos de los megaricos servirá para financiar las pensiones anticipadas de los trabajadores con puestos de mayor riesgo vital y para la salud.

Como advierte el portal Descifrando la guerra, «esta reforma formaba parte de uno de los ejes de campaña del partido socialdemócrata», por lo que esperan, tras una buena gestión de la pandemia «capitalizar aún más la aprobación de la población de la ciudadanía con esta reforma».

Esta nueva reforma aplicará la creación de impuestos que afectaran a la banca, fondos de pensiones y las grandes fortunas del país.

Esto debe sumarse a las medidas aplicadas al inicio de la pandemia, donde sindicatos, la patronal y el Gobierno llegaron a acuerdos para hacer frente a la crisis.

Publicidad