El mundo permanece ciego ante la tragedia humana en las islas griegas.

Según la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), miles de refugiados, abandonados a su suerte por Turquía, se han congregado a lo largo de los 212 km de la frontera terrestre greco-turca que corre a lo largo del río Evros en el noreste de Grecia.

Las autoridades griegas respondieron reforzado sus patrullas en las fronteras marítimas y terrestres con Turquía. En 24 horas, bloquearon la “entrada ilegal” de 15.500 inmigrantes a lo largo del río Evros, en el noreste del país, según indicó este domingo una fuente gubernamental.

Un refugiado sirio moría el lunes por un disparo, mientras intentaba cruzar por esta zona del río Evros. Pero otros miles se han dispersado por numerosos municipios fronterizos del sur con la esperanza, siempre frustrada, de encontrar una zona menos vigilada por donde pasar a Grecia sin ser detectados.

En islas como Lesbos se han producido ataques por parte de vecinos a ONG que atienden a los migrantes, e incluso intentos de que no desembarquen. Un niño incluso murió al volcar el bote en el que se acercaba a la isla de Lesbos. 

Unos 150 habitantes de la isla se reunieron en los alrededores del centro tras la llegada de nuevos migrantes a la playa de Skala Sykamineas. Temiendo que volviera a ser abierto, lo incendiaron parcialmente. En el puerto de Thermi, algunos gritaron insultos al representante local de la agencia de Naciones Unidas para los refugiados (ACNUR), y otros atacaron a periodistas y fotógrafos, golpeándolos y arrojando sus cámaras al mar.

Médicos sin Fronteras ha publicado un durísimo comunicado en Twitter señalando su indignación con la Unión Europea, lamentando que «no condene la violencia contra los refugiados, los retrocesos violentos y permanezca ciego ante la tragedia humana en las islas griegas».

«La historia escrita como UE abandona los valores humanos básicos y el último trozo de liderazgo moral», zanjó la ONG. El tweet fue ampliamente difundido y generado multitud de comentarios mostrando su apoyo a los refugiados y a Médicos sin fronteras.

Publicidad