Según los datos del Observatorio de la Emancipación del Consejo de la Juventud, que se presenta este jueves, el 35 por ciento del total de menores de 30 años vive en riesgo de exclusión social. Lo que es todavía más preocupante es que también el 26 por ciento de los asalariados menores de 30 años están en riesgo.

Más de la mitad de los asalariados menores de 30 años tiene un contrato temporal, lo que dificulta la emancipación. Una consecuencia de esto es que en España, hoy, solo pueden independizarse 19 de cada 100 jóvenes con menos de 30. En nuestro país ya no basta con tener un trabajo para salir del umbral de la pobreza.

Según el estudio, los principales motivos son: los bajos salarios, la temporalidad y el precio del alquiler. Los jóvenes dedican más de la mitad del salario en pagar el alquiler, y si a esto sumamos el resto de gastos domésticos, dedican en total un 90% de su salario.

«En las últimas décadas están cambiando dos paradigmas sobre empleo juvenil. El primero, que trabajar no te exime de ser pobre; el segundo, que la precariedad no es algo temporal: a pesar de llevar varios años trabajando, el salario no aumenta«. ha explicado en la Cadena Ser Manuel Ramos, presidente del Consejo de la Juventud, que ha adelantado datos del informe y ha reflexionado sobre los datos de informe del Banco de España, que ha adelantado el diario El País, que muestran que por primera vez los menores de treinta años obtienen rentas salariales anuales menores que las de los jóvenes de hace una década.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.