Mother and son walking on their backs.

Según la última Encuesta de Condiciones de Vida del Instituto Nacional de Estadística hecha pública hoy, un 42,9 % de las familias monoparentales en España están en riesgo de pobreza.

Este dato supone un aumento de más de 40.000 familias monoparentales respecto al periodo anterior (del 40,6 % al 42,9 %) y pone de manifiesto que no se están llevando a cabo medidas para cambiar la situación de estas madres o padres.

Aunque la tasa de pobreza infantil publicada hoy por el INE es la más baja desde el año 2008, sigue siendo 5 puntos mayor que la de la población general. Además, España sigue siendo el tercer país de la Unión Europea con mayor pobreza infantil, solo detrás de Rumanía y Bulgaria, y es el país que menos pobreza reduce de toda la Unión Europea, conforme a Eurostat. El Estado solo reduce un 20% la pobreza en hogares con niños y niñas y, en el caso de las familias encabezadas por una mujer, la reducción de la pobreza es incluso inferior (14%).

El estudio señala que la problema infantil afecta ya al 26,8% de los menores en España; es decir, a 2,1 millones de niños y niñas. Según indica Save the Children, este tipo de pobreza afecta con mayor dureza a las familias monoparentales en las que la madre sola es migrante o con escasos estudios y pide que las medidas destinadas a paliar la pobreza infantil tengan como prioridad a estos colectivos.

En España hay 1,5 millones de madres solas y 340.000 padres solos que tienen que elegir entre trabajar y poder alimentar a sus hijos o estar con ellos, pero no poder darles sustento. El coste mínimo para poder criar a un niño o niña en condiciones dignas oscila entre los 480€ y 590€ al mes, una cifra que puede crecer hasta los 588€ mensuales si hablamos de adolescentes de entre 13 y 17 años.

Las madres solas tienen muchas más dificultades para acceder al mercado laboral y para conciliar, por lo que acaban teniendo un salario mucho menor que el de los hombres y están más expuestas a la pobreza. Para las familias monoparentales llegar a fin de mes es complicado: el salario mínimo en España es de 900€ y el salario más común es de 1.457 euros al mes, según la Encuesta de Estructura Salarial del INE.

Es imperativo que se considere a las familias monoparentales como colectivo de especial protección y que se certifique y unifique el concepto de familia monoparental a nivel nacional. El Estado debe reducir la desigualdad y la pobreza entre aquellas familias que más lo necesitan.


Ayúdanos a seguir ofreciendo Spanish Revolution
Transparencia económica - Sin tu ayuda, Spanish Revolution desaparecerá