El ADN más antiguo jamás secuenciado revela claves de la evolución de los mamuts