El nuevo gobierno municipal, del PP, Ciudadanos y VOX, comienza su andadura centrándose en boicotear los espacios culturales creados por los vecinos y las vecinas, cerrando parcialmente un espacio vecinal y cubriendo sus grafitis, prohibiendo que la 16 Muestra de Cine de Lavapiés se proyecte en la calle, impidiendo que se proyecte un documental en la Plaza de la Cebada o cancelando un tango popular en la plaza de Ópera.

Llama la atención que la oferta cultural y artística popular que ha comenzado a desmontar el nuevo gobierno liberal (con tintes de ultraderecha) de la capital, que se había construido en anteriores legislaturas y estaba creciendo, atrayendo cada vez a más gente interesada por estas actividades, no eran solo actos y eventos que comenzaron durante el gobierno de Carmena, sino que alguno incluso empezó con gobiernos del Partido Popular.

En tan solo una semana el nuevo consistorio ha cambiado el candado del espacio vecinal La Gasolinera, en la Guindalera, cuyo mural de entrada ha sido pintado de blanco. En ese espacio se suspendió un concierto solidario con los refugiados programado para este mismo sábado.

A su vez, la 16 Muestra de Cine de Lavapiés se ha visto afectada por las decisiones del nuevo alcalde. Este año no han podido proyectar ninguna película al aire libre y han tenido que trasladar parte de la muestra a locales autogestionados. Según cuentan desde la Muestra de Cine: «año tras año hemos notificado en tiempo y forma a las autoridades locales nuestra intención de proyectar en nuestras calles, año tras año esa petición ha sido recibida y procesada en tiempo y forma. Hasta esta edición en el que el proceso se ha interrumpido, retrasado, obstaculizado y el resultado ha sido que este año no podemos proyectar en nuestros espacios al aire libre».

En breves instantes comienza la proyección.

Posted by Muestra De Cine de Lavapiés on Saturday, 22 June 2019

El documental El emperador desnudo no llegó a proyectarse, como estaba anunciado, en el Campo de Cebada, en el barrio de La Latina. El nuevo alcalde, el popular José Luis Martínez-Almeida, avisó hace cinco días al autor de la cinta, Pedro Herrero, de que no cumplía los requisitos para exponerlo. “Me estás tomando el pelo, ¿no?”, contestó él. Herrero, el declaraciones a El País, indica que tenía: “la autorización por mail del foro local, que es como se hacían las cosas hasta ahora. De hecho, tenía las llaves del espacio y estaba ya preparándolo todo”.

El espacio del Campo de la Cebada ha sido, desde hace muchos años, un punto de reunión para artistas y vecinos de diferente calado, una isla de cultura y arte en medio de la vorágine de prisas y pragmatismo que rodea a la capital de nuestro país. Allí se han realizado exposiciones, proyecciones, obras teatrales, actividades deportivas o funciones de clown.

Pero, lamentablemente, no es lo único que se cancelará en Madrid relacionado con el arte y la cultura. Un grupo de personas que se reúnen en Ópera para bailar tango anunciaron en Twitter que el permiso no les fue concedido en esta ocasión por haberlo solicitado con 10 días de antelación, que era la forma de hacerlo hasta ahora. Parece que hasta la forma más básica de representación cultural molesta a la nueva alcaldía.

Los foros locales nacidos en la anterior legislatura para canalizar las propuestas artísticas de los vecinos ya fueron criticados por la oposición de entonces, acusándolos de estar “politizados”. Sin embargo, el arte es arte, a cultura es cultura y la política, no deja se ser política. Como cuenta la 16 Muestra de Cine de Lavapiés en su comunicado: «volvemos con nuestras amigas, aliadas, hermanas a luchar juntas por la cultura, haciendo cultura». La lucha por que el arte tenga espacios comunes y libres donde medrar continúa, por muchas zancadillas liberales que se encuentre en el camino.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.