El curso avanza mientras la pandemia se sigue cebando con la educación