El día que la lengua de los sefardíes fue tendencia en Twitter