El PSOE, Unidas Podemos y EH Bildu han acordado la derogación de la reforma laboral de 2012, antes de que terminen los ERTE a cambio de facilitar la prórroga del Estado de Alarma en la votación de hoy.

Según cuentan las compañeras de El Salto Diario «los últimos días, representantes del PSOE, del grupo confederal UP y EH Bildu han mantenido contactos discretos para acabar de una vez con la reforma laboral de 2012, impulsada por el Partido Popular de Mariano Rajoy que aumentó la temporalidad de los contratos y ha provocado una devaluación salarial que en 2018 era del 2% respecto a 2006».

El pacto plantea cambiar el Estatuto de los Trabajadores antes de que decaigan las medidas extraodinarias aprobadas para afrontar la crisis.

Críticas del PP

La primera reacción en contra de la derogación ha sido de la portavoz del Partido Popular, Cayetana Álvarez de Toledo, que ha tildado la derogación como algo «tramposo y lesivo».

Publicidad