El conocido tuitstar Shine McShine, después de analizar el Mein Kampf, demuestra punto por punto la invalidez de la creencia de que el nazismo y el socialismo son lo mismo.

En Spanish Revolution, a diferencia de otros medios, mantenemos todos nuestros artículos en abierto y siempre va a ser así porque consideramos que lo que hacemos, informar de forma independiente, es un servicio público. Si puedes permitirte ayudarnos con 2, 5 o 10 euros al mes, contribuirás a que podamos seguir adelante. Rebélate. ¡Suscríbete!

El tuitero empieza recordando que el socialismo pretende socializar los medios de producción, pero sin embargo en el Mein Kampf las únicas referencias en este sentido, sobre los medios son ataques de confrontación contra los judíos, que «son quienes les han arrebatado esa propiedad a los alemanes» y esta situación debe tornarse.

Otro rasgo distintivo, alude el tuitero, es que «el socialismo pretende acabar con las clases sociales», sin embargo, para Hitler, existen tres tipos de clases: ciudadanos, súbditos y extranjeros.

«Los súbditos del Estado (o miembros) adquieren esta condición por nacer alemanes, siempre que demuestren su pureza racial. Este status implica que el súbdito no tiene gran parte de derechos básicos y ningún privilegio», explica en el hilo. No obstatne, existe la posibilidad de que «para convertirse en ‘Ciudadano del Estado’, un súbdito debe completar su educación en todos los niveles y finalizar el servicio militar. Sólo así accede a esta categoría en la que puede gozar de plenos derechos y privilegios». «En cuanto a la mujer, estas siempre son súbditos del Estado y sólo pueden adquirir la ciudadanía casándose con un ciudadano».

Hasta este punto, considera el tuitero, que ya debería ser motivo para rechazar la idea de que el nazismo es igual al socialismo, pero aún expone más discrepancias.

Uno de los puntos conflictivos son el individualismo ensalzado por el nazismo. Es decir, par Hitler, «el individuo, y no el colectivo, es el pilar, junto con la raza, de la ideología». Frente a esto encontramos el concepto de colectivo considerado por el socialismo, que es la base que conforman el pensamiento.

Tampoco consideran los nazis, «ceder los medios de producción a la ‘masa ciega’. Estos pertenecerán a una casta privilegiada».

Considera, el tuitero que Hitler y «los suyos se apoderaron del concepto de socialismo para despistar y atraer a las masas». «Aquí lo reconoce Hitler sin pudor en el Mein Kampf: ‘Elegimos el color rojo para nuestros carteles después de una cuidadosa y exhaustiva consideración. Fue para provocar al ala política de izquierda, para enfurecerlos y atraer a sus miembros a nuestras reuniones'».

Concluye afirmando con rotundidad que «los nazis no eran socialistas, su ideología no solo no se parece en nada al socialismo, sino que es diametralmente opuesta a este».

Publicidad