Mario Rozas, jefe de los Carabineros de Chile, dimitió después de los reportes y acusaciones de numerosos abusos de violencia y brutalidad policial.

En Spanish Revolution, a diferencia de otros medios, mantenemos todos nuestros artículos en abierto y siempre va a ser así porque consideramos que lo que hacemos, informar de forma independiente, es un servicio público. Si puedes permitirte ayudarnos con 2, 5 o 10 euros al mes, contribuirás a que podamos seguir adelante. Rebélate. ¡Suscríbete!

Mario Rozas, director de carabineros de Chile, dimitió de su cargo tras los escándalos por violar los derechos humanos, la fuerte represión y brutalidad policial desde las manifestaciones que comenzaron el octubre del año pasado.

En una comparecencia Sabastián Piñera, presidente chileno, anunciaba que había aceptado «la renuncia del general Mario Rozas».

Las reclamas populares por su renuncia han sido una constante durante meses y ha sido esta represión propiciada desde la oposición y diversos organismos, que han señalado a Rozas como culpable de la brutalidad policial ejercida en las manifestaciones que estallaron en Chile contra la desigualdad. Desde entonces, reportan los medios nacionales, que los carabineros son responsables de una treintena de muertos y miles de heridos.

Según el ministerio público, difundido por Playground, «hay más de 4 mil 600 causas abiertas contra las fuerzas de seguridad. En todos los casos se denuncian violaciones a los derechos humanos durante las marchas, pero sólo 75 agentes han sido imputados».

Publicidad