Bet365 y su imparable y poco ético ascenso en el mundo de las apuestas deportivas registró ingresos récord de más de 3.000 millones de libras

Las empresas de apuestas deportivas continúan lucrándose con los problemas económicos de los ciudadanos sin que, de momento, los gobiernos hagan nada para acabar, o al menos limitar, esta lacra.

Un claro ejemplo del dinero que se mueve con este polémico sector lo pone Denise Coates, la fundadora y responsable ejecutiva de Bet365 Group, quien se embolsó 323 millones de libras (379 millones de euros) en salario y dividendos, según un informe regulatorio de la casa de apuestas digitales británica.

Denise Coates es también la mujer más rica del Reino Unido, aumentando una fortuna que ya se encuentra entre las 500 principales del mundo, según la lista de multimillonarios de Bloomberg.

Este sueldo sitúa a Coates entre los directivos de empresas mejor pagados del mundo,  más del doble que la de todos los presidentes de las empresas del Ibex 35 juntos, según los datos remitidos por las empresas a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Llama la atención que el ejecutivo en ejercicio mejor pagado del Ibex en 2018 fue el consejero delegado de MásMóvil, Meinrad Spenger, quien recibió 13,21 millones gracias sobre todo a la ejecución de un plan de opciones sobre acciones de la operadora, no solo a su sueldo.

Bet365 y su imparable y poco ético ascenso registró ingresos récord de más de 3.000 millones de libras y aumentó las ganancias operativas en un 15% a 758,3 millones de libras para el año que terminó el 31 de marzo.

Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.