«En algún momento, frente al espejo, Albert Rivera ha de haber ensayado un discurso presidencial, viéndose a sí mismo como la versión española de Emmanuel Macron, vestido de una pátina inmejorable de sigloveintiunismo». Así comienza el artículo que el influyente diario estadounidense New York Times ha publicado este jueves contra el líder de Ciudadanos.

El autor del texto, Diego Fonseca, retrata a Rivera como un camaleón torpe, que «ha cambiado de traje ideológico cada semana» para acabar convirtiéndose en un «rancio derechista en el ocaso«.

«Su viraje al extremo es «una mala señal», escribe Fonseca, para un país necesitado, a su juicio, de políticos dispuestos a defender el centro. En lugar de eso, Rivera ha convertido Cuidadanos en «un guiso cada vez más intragable, asomado a acuerdos de rapiña para dirigir algunas ciudades y pueblos», señala el autor.

Fonseca cree que Rivera ya ha realizado todo su ciclo político: «El chico ha cubierto ya todo el arco político: socialdemócrata catalán al inicio de su carrera, liberal europeísta a mitad de camino, rancio derechista en el ocaso» y se pregunta «¿cómo se puede arruinar tan pronto una carrera que parecía prometedora?».

La ácida y certera crítica subraya que el momento de Albert Rivera ya pasó:»Debe hacerse a un lado y darle espacio a otras figuras de su partido», dejar el volante a otros y quedarse «en el asiento trasero«.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.