El Doctor Jeremy Farrar, jefe de la reputada organización de investigación médica Wellcome Trust, ha calificado de «realmente aterrador» el último brote de ébola en África central. Farrar indicó que la epidemia es la peor desde 2013-2016 y no muestra «señales de detenerse».

Cerca de 1.400 personas han muerto ya y dos personas fallecieron también en la vecina Uganda, los primeros casos de ébola reportados en el país: un niño de cinco años infectado con el virus murió el martes y su abuela de 50 años murió el miércoles, dijo el Ministerio de Salud de Uganda.

El gobierno de Uganda ha informado de al menos otros seis casos sospechosos de virus.

En un comunicado, el Farrar dijo que la propagación está siendo «trágica, pero lamentablemente no es sorprendente». Advirtió que se esperaban más casos y que se necesitaría una respuesta nacional e internacional «completa» para proteger las vidas. «La RDC no debería tener que enfrentar esto solo», dijo.

¿Cuál es la situación hasta ahora?

Desde el primer caso de ébola en la República Democrática del Congo en agosto pasado, casi 1,400 personas han muerto, alrededor del 70% de todos los infectados. El brote es el segundo más grande en la historia de la enfermedad, con un aumento significativo en nuevos casos en las últimas semanas.

Solo una vez antes, un brote continuó creciendo más de ocho meses después de que comenzó, esa fue la epidemia en África Occidental entre 2013-16 , que mató a 11,310 personas. Los esfuerzos para contener la propagación se han visto obstaculizados por la violencia de los grupos de milicianos y por la sospecha de asistencia médica extranjera.

Cerca de 200 puestos médicos han sido atacados en la República Democrática del Congo este año, lo que obligó a los trabajadores de la salud a suspender o retrasar las vacunas y los tratamientos. En febrero, la ONG médica Médicos Sin Fronteras (MSF) suspendió sus actividades en Butembo y Katwa, dos ciudades del este en el epicentro del brote.

En Uganda ha comenzado a expandirse la enfermedad tras cruzar un niño la frontera y contagiar a su abuela. Otros siete casos han sido confirmados en el país, y el gobierno de Uganda dijo que se sospechaba que 50 personas habían estado en contacto con los infectados.

Este brote ya es el segundo más grande en la historia de la humanidad y algunos han pronosticado que podría tomar hasta dos años más para terminar. La OMS ha dictaminado dos veces que este brote de ébola no es todavía una emergencia mundial, pero su comité de emergencia se reunirá nuevamente el viernes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.