El Gobierno de Boadilla del Monte suspendió a finales de noviembre el contrato con la cooperativa Andaira que iba a impartir talleres en clases de la ESO de seis centros

El Partido Popular de Boadilla del Monte ha suspendido el contrato de la cooperativa Andaira para impartir talleres de prevención de violencia de género entre los alumnos de secundaria del municipio, según publica este viernes El País.

Esta cooperativa sin ánimo de lucro ganó la licitación de la Comunidad de Madrid para dar estos cursos en septiembre. El proyecto tenía que desarrollarse en tres institutos públicos de Boadilla (el Ventura Rodríguez, el Profesor Máximo Trueba y el Príncipe Don Felipe) y tres concertados (el colegio Casvi, el Hélade y el Quercus). Su programa está cofinanciado al 50% por el Fondo Social Europeo que dota de presupuesto a los municipios y comunidades para desarrollar acciones que promuevan la igualdad y la prevención de la violencia de género.

La noticia sale a la luz después de que profesionales de este tipo de charlas hayan advertido de que los talleres en centros escolares se han visto reducidos tras la polémica que se ha generado por el veto parental de Vox en Murcia.

A finales de octubre, las educadoras impartieron todos los talleres en el Instituto de Educación Secundaria Ventura Rodríguez y en el Profesor Máximo Trueba con buenas valoraciones por parte de alumnos y profesores, como describen los trabajadores de los departamentos de orientación de cada uno de los centro.

Sin embargo, la concejal del área de Asuntos Sociales, Inmaculada Pérez Bordejé, llamó a los responsables de Andaira para decirles que los padres de los alumnos del centro concertado Casvi se habían quejado por el contenido del curso.

Tras lo sucedido, los responsables de la cooperativa se iban a reunir con la concejal, pero el encuentro no llegó a producirse puesto que al día siguiente recibieron un correo electrónico en el que le comunicaban la suspensión total del contrato, no solo en ese centro sino también en los demás colegios en los que había sesiones programadas.

El Gobierno municipal asegura que canceló el contrato porque no estaba satisfecho con el servicio que Andaira estaba ofreciendo. Ni el Consistorio ni el colegio concertado han querido dar detalles sobre el contenido de las quejas recibidas por parte de alumnos, padres y profesores. 

La cooperativa trabaja impartiendo este tipo de cursos sobre igualdad y violencia de género desde 2006, a través de la Comunidad de Madrid, en más de 25 municipios. Desde Madrid ciudad, pasando por Alcorcón, Móstoles, Rivas Vaciamadrid o las mancomunidades Vega del Guadalix, los municipios de la mancomunidad del Este y los del Sudeste.  En este programa está incluido la red de puntos municipales de violencia machista de la Comunidad de Madrid, las actuaciones de sensibilización y prevención que se dirigen a colectivos profesionales (como policía o guardia civil) y talleres formativos impartidos en institutos y colegios, las acciones que lleva a cabo Andaira.

Andaira ha remitido al Ayuntamiento de Boadilla una serie de alegaciones al considerar que la suspensión del contrato es improcedente ya que ellos no han recibido ninguna queja de ningún centro ni de la Concejalía. Los profesionales de la cooperativa añaden en el escrito que el Consistorio de Boadilla sabía de antemano el contenido de los talleres y que, por tanto, la decisión ha sido “arbitraria”. 

Fuente: El País, Cooperativa Andaira.

Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.