También se cerraron para uso asistencial otros recursos de área de Vigo, como el Policlínico Cíes, el hospital de Rebullón y los centros de especialidades Col y A Doblada

La Asociación Galega para a Defensa da Sanidade Pública ha recordado estos días que si bien apoya todas las recomendaciones de las autoridades en la lucha contra el Covid-19 y a todos los trabajadores y trabajadoras que están luchando contra la pandemia, el Ejecutivo gallego del Partido Popular recortó sin contemplaciones a través del Servizo Galego de Saúde (SERGAS) centenares de plazas en los principales centros del Área Sanitaria de Vigo.

El colectivo expone que esta situación contrasta con la actual en la que la Xunta plantea, entre otras opciones «utilizar hoteles con fines sanitarios» al mismo tiempo que «se habla de falta de camas y otros recursos» sin recordar las políticas llevadas a cabo desde el Gobierno gallego en los últimos años.

De hecho, señalan que en el Área Sanitaria de Vigo, que a día de hoy es la zona más afectada por la pandemia en Galicia, se perdieron un total de 517 camas, dado que los recortes afectaron al proyecto inicial del Hospital Álvaro Cunqueiro con 394 camas, al hospital del Meixoeiro, con 71, y al hospital Nicolás Pena, con 52.

Asimismo, recuerdan que también se cerraron para uso asistencial otros recursos de área de Vigo, como el Policlínico Cíes, el hospital de Rebullón y los centros de especialidades Col y A Doblada, que podrían llegar a cubrir centenares de plazas.

Para la entidad, su apoyo a las instituciones «no debe encubrir y silenciar las políticas anteriores que dificultan ahora la crisis» y esperan «que no se repitan y un cambio total en las mismas» para garantizar en el futuro «un sistema sanitario gallego público» dotado con los recursos suficientes «para hacer frente a cualquier problema de salud».

Publicidad