El programa electoral de Ciudadanos para el 28A rebaja el alcance de las medidas anticorrupción y contra el fraude fiscal que la formación naranja defendió en las elecciones de 2016 y que puede consultarse aquí: 350 SOLUCIONES PARA CAMBIAR ESPAÑA A MEJOR. En materia de fraude fiscal, la principal diferencia entre la propuesta de hace tres años y la que defiende ahora Albert Rivera tiene que ver con dos renuncias, ya no buscan prohibir los paraísos fiscales y han suprimido sus propuestas en relación a las sicav.

Ciudadanos ya no se compromete a trabajar “para prohibir a las entidades financieras con sede en España y a las extranjeras que operan en nuestro país tener oficinas, sucursales o filiales en cualquier paraíso fiscal”. Ahora se limita a exigir “a las entidades financieras que informen sobre las operaciones de sus clientes en sus filiales en paraísos fiscales”, pero no a impedir que las tengan.

Ha suprimido sus propuestas en relación con las sociedades de inversión de capital variable (sicav), utilizados para reducir el pago de impuestos a las grandes fortunas. En 2016 la formación naranja proponía devolver a la Agencia Tributaria el control fiscal de las sicav y se comprometían a promover medidas para que se convirtiesen en “instituciones de inversión colectiva y no vehículos de inversión privada de grandes fortunas con el objetivo de tributar menos”.

Menos impuestos a las grandes fortunas

Lo que el partido naranja sí incluye en su nueva oferta electoral es una gran cantidad de propuestas de reducción y exención de impuestos. Una de ellas es la que pretende poner fin al impuesto de sucesiones y donaciones, cuando en 2016 excluían a las grandes fortunas.

También beneficiarán a los millonarios de nuestro país haciendo que “nadie tenga que renunciar nunca más a una herencia por no poder pagar el Impuesto de Sucesiones y Donaciones. Bonificaremos al 100% este impuesto en las herencias y donaciones entre parientes directos y lo reduciremos en las transmisiones entre otros parientes en toda España”.

Para finalizar, también han cambiado las reducciones en el IRPF, el impuesto que pagan los asalariados. Donde antes proponían reducirlo en dos puntos porcentuales en todos los tramos de ingresos a lo largo de dos legislaturas, ahora hablan de reducciones vinculadas a las familias.

Desahucios

De las propuestas naranjas también se han caído las que proponían proteger a las personas que sufren desahucios. El compromiso con el que Cs se presentó a las elecciones de 2016 incluía proteger “los derechos de las personas afectadas por el desahucio”. “Se les facilitará de forma temporal una vivienda en régimen de alquiler social a un precio acorde a su situación económica y familiar. También podrán acogerse a un plan de pagos personal de la deuda pendiente, cuya mensualidad conjunta no podrá suponer más del 30% de los ingresos mensuales de la unidad familiar”. Ninguna de estas medidas está en el programa actual.

Ciudadanos y la corrupción

El programa de Cs para las elecciones del 28 de abril no incluye, a diferencia del de hace tres años, medidas para regular las puertas giratorias.

Quizá este cambio sea debido a los problemas que tuvo la formación en tres de los cuatro ayuntamientos de C’s en Madrid, tocados por la corrupción o la mala gestión. Arroyomolinos ostentó el dudoso honor del primer alcalde de Ciudadanos, Carlos Ruipérez, detenido por corrupción. Después también han sido detenidos Sadat Maraña, asesor de los naranjas en la diputación de León, y al diputado, también de León, Juan Carlos Fernández.

Tú eres nuestro mejor medio de difusión. Difunde la palabra.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.