La recaudación ascendió un 6,19 % con respecto al ejercicio anterior

El crecimiento de la extrema derecha en nuestro país gracias a la gran exposición mediática que ha dado pábulo a mensajes populistas y propagación de bulos beneficiosos para esa ideología de la intolerancia ha tenido su reflejo en los impuestos recaudados por el clero, gran beneficiado de la diatriba política que ha supuesto la irrupción de la ultraderecha de Vox.

En la última campaña de la Declaración de la Renta la Iglesia recaudó 284,4 millones de euros gracias a que 8,5 millones de personas marcaron con una X la opción para que se destine el 0,7 % de la cuota íntegra del impuesto al sostenimiento económico de la misma. La recaudación ascendió un 6,19 % con respecto al ejercicio anterior alcanzando un máximo histórico desde el comienzo del actual sistema de asignación tributaria en 2007.

Cada contribuyente que marca la X a favor de la Iglesia aporta 35 euros con los que la Iglesia «puede hacer muchas cosas», tal y como ha informado el vicesecretario de Asuntos Económicos de la Conferencia Episcopal, Fernando Giménez-Barriocanal en rueda de prensa.

Barriocanal ha afirmado que no sólo los contribuyentes de años anteriores han reiterado su confianza en la Iglesia, sino que nuevos contribuyentes, probablemente nuevos declarantes, «se han incorporado a esta gran familia de aquellos que confían en la Iglesia». Se corta de esa manera una recesión del apoyo a la institución eclesiástica y un progresivo acercamiento a un país más laico.

Ha reconocido también que la situación económica y el aumento del número de declarantes han propiciado estos datos, ya que en años anteriores esta cantidad estuvo estancada por la crisis económica «no porque no crecieran las asignaciones».

El IBI y la Iglesia

Carmen Calvo, la vicepresidenta primera del Gobierno, declaró la semana pasada en una entrevista en la Cadena Ser que el Gobierno obligará a la Iglesia a pagar el IBI en los espacios que no son de culto. La Iglesia católica deberá responder ante «la fiscalidadexactamente igual que responde en Francia o en Italia»,  ha afirmado. 

En respuesta a esto, los obispos dicen que no consideran «justo» que el Gobierno quiera quitar la exención del IBI «solo» a la Iglesia católica, pero verían «legítimo» modificar la legislación para todos.

«Si se decide modificar la situación actual del IBI, nos parece legítimo, pero no nos parecería justo que se pensara solo en la Iglesia Católica para hacer esto», ha precisado el secretario general y portavoz de la Conferencia Episcopal Española (CEE), Luis Argüello, este jueves durante la presentación de los datos de la X de la Iglesia en la Declaración de la Renta.

Además, ha reivindicado estas ayudas del sistema fiscal. «Cómo no pensar que es un buen criterio del gobernante facilitar que estos templos, centros de acción social, colegios, locales, lugares de valor patrimonial, artístico, que estos bienes de interés cultural, tengan ayuda por parte del sistema fiscal de un Estado», ha subrayado.

Publicidad