Las autoridades competentes de Botsuana anunciaron recientemente la muerte repentina de más de 300 elefantes en su territorio, por lo que abrieron diligencias para investigar lo ocurrido.

En Spanish Revolution, a diferencia de otros medios, mantenemos todos nuestros artículos en abierto y siempre va a ser así porque consideramos que lo que hacemos, informar de forma independiente, es un servicio público. Si puedes permitirte ayudarnos con 2, 5 o 10 euros al mes, contribuirás a que podamos seguir adelante. Rebélate. ¡Suscríbete!

Un halo de misterio ha rondado las tierras de Botsuana desde la fatídica muerte de 300 elefantes, pero ahora las autoridades del país han resuelto la duda: se trata de unas toxinas, producidas por cianobacterias presentes en el agua.

«Lo que sabemos en este momento es que se trata de una toxina causada por cianobacterias», expresó este lunes Cyril Taolo, el vicedirector del Departamento de Vida Silvestre y Parques Nacionales del país africano, según Reuters.

Según los expertos la causa mayoritaria de la proliferación de cianobacterias tóxicas se debe al cambio climático y al calentamiento global, ya que según los expertos el clima en el continente africano ha subido el doble de la temperatura que en el resto del mundo.

No obstante, desde este momento, a cargo de Mmadi Reuben, veterinario del departamento, ha abierto una investigación para averiguar porqué el microorganismo no ha matado del mismo modo a ninguna otra especie de la región.

Publicidad