El conjunto de las empresas españolas que menos facturan tienen que pagar un Impuesto sobre Sociedades muy superior a la media europea.

España, a pesar de vivir una crisis que ha dejado tambaleando los presupuestos para Sanidad, Educación o las Pensiones (entre otros muchos sectores), se ha convertido en un paraíso fiscal para las grandes empresas, que deberían haber contribuido más incluso que el resto a paliar los efectos de esta recesión.

Hoy en día, el propietario de una multinacional que factura más de 4.000 millones de euros, que gana casi 1.000 millones cada año, paga apenas dos millones por el Impuesto de Sociedades. Esto es lo que le sucede con las grandes empresas españolas, según los datos de la Agencia Tributaria. El fisco acaba de publicar por primera vez los datos de tributación global de las 134 multinacionales españolas que facturan más de 750 millones al año, con un tipo medio efectivo sobre los beneficios del 12,6%. Esto supone que esas 134 compañías pagaron 11.594 millones de euros en impuestos por unas ganancias de 91.849 millones y unas ventas de 934.408 millones, casi un billón.

Sin embargo, esa media está muy alejada de la realidad de 27 multinacionales españolas que más ganan y cuyos beneficios están prácticamente libres de impuestos, según los propios datos de Hacienda. Estas 27 empresas tuvieron una cifra de negocios de 110.944 millones de euros (4.109 de media) y un beneficio de 25.325 millones (938 millones de media). En suma apenas pagaron 65 millones de euros por el Impuesto sobre Sociedades, lo que arroja un tipo medio de sólo el 0,3% y una media de 2,4 millones de tributación por compañía. Estos datos de la Agencia Tributaria se recopilan según la información remitida por las propias empresas correspondiente al año 2016, último ejercicio del que hay cifras actualizadas.

Imagen

Las empresas que menos ganan cargan con un 25% de media por Sociedades

Este uso de la ingeniería fiscal para evitar pagar impuestos y la permisivilidad del Gobierno que lo permite, se circunscribe únicamente a gigantes empresariales. El conjunto de las empresas españolas tiene que pagar un Impuesto sobre Sociedades muy superior a la media europea.

Según los datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), el tipo efectivo medio que pagan las firmas españolas es del 24,8%, frente al 20% de media en la Unión Europea. Esto coloca a España como el séptimo país con la mayor carga impositiva empresarial. 

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.