Entre el 1563 y 1739, 3.837 personas (84% mujeres) fueron acusadas en Escocia por brujerías y 2.500 fueron ejecutados.

En Spanish Revolution, a diferencia de otros medios, mantenemos todos nuestros artículos en abierto y siempre va a ser así porque consideramos que lo que hacemos, informar de forma independiente, es un servicio público. Si puedes permitirte ayudarnos con 2, 5 o 10 euros al mes, contribuirás a que podamos seguir adelante. Rebélate. ¡Suscríbete!

Bajo la Ley de Brujería (Witchcraft Act) hace aproximadamente 400 años unas 2500 personas fueron ejecutadas en las Tierras de Escocia. Ahora se ha abierto un proceso de reconocimiento y homenaje a las víctimas.

La promotora de la campaña es la abogada Claire Mitchel, de la mano y apoyo de la Law Society.

La abogada ha explicado para The Guardian que «hay que reconocer oficialmente lo qué les ocurrió a estas mujeres, el error que la Justicia cometió con ellas al margen de cómo se aplicaba en aquel momento».

Por ello considera que ya que «en los jardines de la calle Princesa, en el centro de Edimburgo, hay numerosas estatuas ecuestres de militares e incluso hay un monumento a un oso, pero nada recuerda la mayor injusticia que se ha cometido en la historia de Escocia».

De este modo Mitchel busca «el perdón de todas las convictas de delitos de brujería, una disculpa a todos los acusados bajo la misma ley y un monumento nacional conmemorativo».

A partir de noviembre, explica el diario Publico, «se celebrará (telemática o presencial) la primera conferencia, y se abrirá un podcast, para acordar los términos del perdón y el homenaje entre los miembros de la campaña y las instituciones escocesas que hasta ahora no se han mostrado muy receptivas».

Publicidad