El socialista António Costa repetirá mandato en Portugal pero se le ha escapado entre las manos la mayoría absoluta tras una votación que cambia la relación de fuerzas en la política lusa. Tiene ahora un 36,6 % de votos, cuatro puntos por encima de los conseguidos en su derrota de 2015, y sube 20 escaños (hasta 106). Una mejora sustantiva, pero lejos todavía de la mayoría absoluta (116).

El voto joven y urbano ha ido a formaciones minoritarias, como el vegano y animalista PAN, que cuadruplica el único diputado que tenía hasta ahora, o el izquierdista Livres, que se estrena en el Parlamento. Sin embargo, los portugueses están desencantados de la política: récord de abstención, más del 45,5 %-. 

Con los datos cerrados en la mano, al filo de la medianoche, Costa compareció para decirle a los portugueses que ha entendido el mensaje y que repetirá la «geringonça». Eso sí, «con un Partido Socialista más fuerte». Está abierto a reeditar la alianza de izquierdas que le llevó al poder hace cuatro años, con el Partido Comunista y el Bloque de Izquierdas, y a negociar también en el PAN. Pero el camino no se antoja fácil.

Al contrario de lo que ocurría hace cuatro años, cuando el viento soplaba a favor de la economía lusa, la coyuntura internacional es adversa y la izquierda no aceptará un acuerdo en las mismas condiciones. La situación, que ya no es de extrema necesidad, pasa a ser muy parecida a la española, en la que si quiere gobernar, el socialismo debe ceder poder a sus socios.

Los líderes del PCP y el Bloco se han apresurado a tender una mano a Costa. «El Bloco está aquí, preparado para negociar una salida que dé estabilidad al país», ha dicho su líder, Catarina Martins. «El Bloco siempre fue garantía de estabilidad».

Jerónimo de Sousa, el dirigente comunista, ha sido más tajante: «Estamos decididos a dar combate a todas las medidas negativas. No permitiremos que se den pasos atrás». A priori, no quiere un acuerdo global, pero sí se sentará a hablar.

Se replica la situación española en Portugal, veremos en breve hacia donde se dirigen los acuerdos en los dos países.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.