Miembros de Extinction Rebellion Granada colocaron pancartas reivindicativas para protestar por “el decretazo ambiental”.

En Spanish Revolution, a diferencia de otros medios, mantenemos todos nuestros artículos en abierto y siempre va a ser así porque consideramos que lo que hacemos, informar de forma independiente, es un servicio público. Si puedes permitirte ayudarnos con 2, 5 o 10 euros al mes, contribuirás a que podamos seguir adelante. Rebélate. ¡Suscríbete!

La Avenida de la Constitución de Granada ha amanecido esta mañana plagada de mensajes de denuncia contra algunos desastres ecológicos en Andalucía. Los miembros de Extinction Rebellion Granada, uno de los nodos del movimiento internacional contra la crisis climática, han sido los autores de este acto de protesta. A las 7:30 de la mañana colocaron las 10 pequeñas pancartas.

El punto de mira de este colectivo ha sido el Decreto-ley 2/20 de mejora y simplificación de la regulación para el fomento de la actividad productiva de Andalucía, conocido como “el decretazo ambiental”. El decreto-ley “modifica hasta 21 leyes, 6 decretos y 10 normas legales andaluzas, derogando total o parcialmente permisos, trámites y estudios de carácter ambiental, lo que facilita la tramitación y aprobación de urbanizaciones residenciales supranacionales, puertos, aeropuertos, embalses, grandes establecimientos turísticos, comerciales e industriales”, criticaba una de las activistas

Así pues, se podían leer mensajes como “Parque Natural Cabo de Gata: proyecto de construcción de un hotel en Genoveses = destrucción biodiversidad y privatización de la costa” o “Proyecto Paseo de Romayla = tala de árboles, hormigón y pérdida de biodiversidad urbana”. Otro cartel hacía referencia al Campo de Gibraltar, núcleo de la industria petroquímica, que sufre “una contaminación atmosférica e hídrica descomunal, además de la destrucción de ecosistemas, como por ejemplo lugares de nidificación de aves”, según alerta el colectivo. Y añade: “en este espacio se ha constatado el mayor número de casos de asma infantil y de defunciones vinculadas a factores ambientales de España”.

Con este toque de atención, los activistas tienen un doble objetivo: “denunciar las políticas que alimentan la crisis climática” y hacer un llamamiento a la población para que se movilicen colectivamente en contra de “todos estos actos ecocidas emprendidos en nuestra comunidad”. Para ello, han realizado publicaciones en su cuenta de Twitter, Instagram y de Facebook en las que explican de forma detallada los desastres ecológicos a los que aluden.

Extinction Rebellion es un colectivo noviolento que usa la desobediencia civil para reclamar medidas urgentes que conlleven la neutralización de gases de efecto invernadero para 2025 y que, para ello, se creen asambleas ciudadanas que supervisen dichas medidas.

La acción se encuadra dentro de la tercera ola de rebelión internacional que ya está ocurriendo o ha ocurrido en otros países, como Reino Unido. En el grupo local de Granada se ha coordinado con otros, como el de Barcelona, Málaga, Pamplona, Ibiza o Cantabria, buscando de esta forma un mayor impacto. De esta forma, Extinction Rebellion Granada finaliza su serie de acciones locales, que comenzó el día 5 de octubre.

Publicidad