«Gracias Adeslas por dejarme tirado en el momento que más lo necesito», denunció el ciclista en sus redes

En Spanish Revolution, a diferencia de otros medios, mantenemos todos nuestros artículos en abierto y siempre va a ser así porque consideramos que lo que hacemos, informar de forma independiente, es un servicio público. Si puedes permitirte ayudarnos con 2, 5 o 10 euros al mes, contribuirás a que podamos seguir adelante. Rebélate. ¡Suscríbete!

El pasado sábado, Fernando Barceló, joven ciclista del Cofidis, tuvo el susto de su vida. La Vuelta pasaba por su casa, Huesca-Sabiñánigo y el corazón se le disparó a 230 pulsaciones por una taquicardia.

Según ha explicado este jueves en Radio Marca, mientras su corazón latía demasiado acelerado y se empezaba a encontrar mal, pidió auxilio al coche médico y comprobó cómo, incluso agarrado a él, sin esfuerzo, seguía con unas pulsaciones altísimas «sin dar pedaladas».

Después volvió a sus cifras normales y decidieron que terminase la etapa, aunque después ya no tomaría la salida al día siguiente ya que necesitaba una revisión. Los médicos le recomendaron un cateterismo para solucionar un pequeño problema con una vena de su corazón.

Este cateterismo iba a tener lugar el próximo miércoles en Barcelona, pero los problemas no había acabado para Barceló y ha tenido que posponer la cirugía. Según ha denunciado en redes sociales, Adeslas le ha «dejado tirado».

«Se amparan en que ha habido una interrupción en las mutuas», señala Barceló, que estuvo unos meses dado de baja al regresar al Cofidis. «Tengo que hacerme un cateterismo el miércoles que viene y me llaman para decirme que me deniegan la intervención y que consideran darme de baja el seguro médico».

Tras la publicación del tuit, el problema se «solucionó» y Barceló tendrá su operación: «Finalmente ya esta todo solucionado. El miércoles que viene tendré la intervención», señaló en Twitter.

Publicidad