El Consejo de Ministros ha vuelto a dado de nuevo luz verde al proceso de exhumación del dictador Francisco Franco del Valle de los Caídos para su posterior reinhumación en el cementerio de El Pardo.

La retirada de los restos de Franco se hará entre entre hoy y el 25 de octubre. La familia será avisada con 48 horas de antelación, según ha anunciado la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

Por seguridad, el Gobierno ha fijado una horquilla de días en las que puede llevarse a cabo, aunque avisará a la familia del dictador 48 horas antes para que pueda estar presente. Dando ese plazo, el Gobierno cambia el procedimiento respecto al de hace unos meses, cuando anunció que la exhumación sería el 10 de junio a las 10 horas de la mañana. 

Calvo ha explicado que durante este periodo de tiempo se tomarán las «decisiones técnicas y de seguridad» pertinentes para el procedimiento. El dispositivo de seguridad es una de las cuestiones que más ha preocupado al Ejecutivo en la preparación de la exhumación del dictador ante la posible presencia de exaltados. La fórmula favorita de la Guardia Civil para el traslado del féretro era en helicóptero.  

El Ejecutivo asegura, además, que la negativa del prior a autorizar la entrada en la basílica para sacar los restos del dictador no será ningún problema para llevar a cabo la ejecución porque cuentan con la resolución «clara» del Tribunal Supremo. Se hará de todas formas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.